Bandera de Hungría

Hungría

 Hungría

1. DATOS BÁSICOS

1.1. Características generales

Nombre oficial: Hungría.

Superficie: 93.028 km².

Límites: limita al norte con Eslovaquia; al nordeste y al este con Ucrania y Rumania; al sur con Serbia y Croacia; al oeste con Eslovenia y Austria.

Población: 9.877.365 (2014)

Capital: Budapest (1.744.665)

Otras ciudades: Debrecen (208.016); Szeged (170.285); Miskolc (168.075); Pécs (157.721); Gyor (131.267).

Idioma: húngaro.

Moneda: forinto (florín).

Religión: Católica (67%); Protestante (27%); Judía (5%); otras (1%).

Forma de estado: República Parlamentaria (cuenta con una sola cámara)

División administrativa: Hungría está dividida en 19 provincias, 23 ciudades provinciales y la capital de país, Budapest. También, en el ámbito del desarrollo territorial, Hungría está dividida en 7 regiones.

Nº Residentes españoles: 992 (01/04/2014)

1.2. Geografía

Hungría está ubicada en Europa Central, en la Cuenca de los Cárpatos. Se encuentra rodeada por los Alpes, los Cárpatos y los Alpes Dináricos. Entre los 16º 05´ y los 22º 58´ de longitud este y entre los 45º 48´ y 48º 35´ latitud norte. Varios ríos corren desde las montañas circundantes hacia la zona más baja que es la Llanura. El río más importante es el Danubio (417 Km en Hungría), seguido del Tisza (597 Km.). Existen unos 1200 lagos naturales y artificiales. El más importante es el Balaton.

1.3. Indicadores sociales

Densidad de población (hab. por km²): 106.2 (2014)

Crecimiento: 3.5% (primer trimestre 2014)

Coeficiente GINI: 28% (2013)

Renta per cápita: 10.160,7 euros (2013)

Desempleo: 7,2% (oct-dic 2014)

IDH (valor numérico/nº orden mundial): 0.818/41 (2013)

Crecimiento de la población: – 2,7% (2013)

Esperanza de vida: 75.52 (2013)

Nacimientos: 88.689 (2013)

Defunciones: 126.778 (2013)

Tasa de fertilidad: 1.34 (2013)

Población dependiente: 24.9% (octubre 2011)

1.4. Estructura del Producto Interior Bruto

Hungría es un país que está centrado en el sector servicios (55% del PIB nominal a finales de 2014), sector cuyo crecimiento se ha estado acelerando en los últimos años en detrimento del sector agropecuario en particular. Hungría cuenta también con una sólida industria cuya participación en el PIB a finales de 2014 era del 26 % del PIB.

Recientemente ha sido aprobado por el Parlamento el Plan de Energía Nacional que pretende reforzar la independencia energética de Hungría basándose en el ahorro energético, descentralización de la producción de energías renovables, integración en las infraestructuras energéticas europeas y energía nuclear como base para la electrificación viaria y ferroviaria.

Sector primario

Supone menos del 3% del PIB según datos de 2014 y alrededor del 4%de la población ocupada, cifra similar al resto de los países desarrollados. Las exportaciones, que superan sustancialmente las importaciones, presentan elevados rendimientos debido a la fertilidad del terreno y al benigno clima. Los principales productos exportados son maíz, trigo, forrajes, remolacha azucarera, cebada, semillas de girasol, patatas, miel, vino, aves y porcino. En 2013 la meteorología favoreció la producción agraria, que experimentó una sensible recuperación alcanzando el 2,5% del PIB. Asimismo, según los datos de los nueve primeros meses de 2014 la producción agraria ha crecido nuevamente hasta el 3,1% del PIB.

Los productos agrícolas significan un 6% del valor de las exportaciones del país, por lo que está considerado como un sector todavía importante de la balanza comercial. Sin embargo, sigue cediendo cuota a favor de sectores manufactureros industriales y tecnológicos, una tendencia natural en las economías avanzadas.

La principal zona agrícola del país se halla en la Gran Llanura Panónica, más de la mitad del territorio nacional y auténtico granero de Hungría, seguida del Transdanubio, importante región vinícola y ganadera.

Sector secundario

La industria manufacturera supone alrededor de un 20% del PIB y una cifra similar en cuanto a la población empleada de Hungría. Algo más del 55% de la producción nacional se destina a la exportación, predominando sectores como la automoción, la electrónica, la industria metalúrgica, química, farmacéutica e informática.

La industria presenta un comportamiento altamente dinámico, con numerosas compañías extranjeras presentes en el país, sobre todo desde la entrada del país en la Unión Europea. De hecho, Hungría se ha convertido en los últimos años en un punto de atracción de inversiones extranjeras, debido a su gran potencial como plataforma logística y de fabricación (con moderados costes salariales) para toda la región de Centro-Europa. Tras las inversiones realizadas en los últimos años por parte de Mercedes-Benz, Audi y Opel, ha aumentado todavía más el peso del sector de automóvil dentro de la industria húngara.

El sector industrial creció mucho durante la época comunista. Esta industrialización coincidió con las áreas en las que se concentraban importantes yacimientos minerales, las llamadas Colinas del Norte y la frontera del sur, siendo la ciudad de Miskolc el centro de la industria pesada. Con el cierre de buena parte de esas industrias debido al cambio de régimen y a la plena adopción de la economía de mercado, estas zonas registraron como consecuencia el mayor número de desempleados del país.

En la actualidad, las exportaciones de bienes industriales han aumentado considerablemente. La mayoría de los productos importados son equipamientos para transporte, que representan más de un tercio de la producción industrial. De hecho, el volumen de las exportaciones de este tipo de equipamientos ha aumentado un 8,2% en los diez primeros meses de 2014 con respecto al mismo periodo del año anterior.

Sector terciario

Los servicios aportan más del 70% del PIB húngaro, y una proporción similar en cuanto a la población ocupada.

Hungría cuenta con un sistema bancario que se ha desarrollado adecuadamente para la canalización del importante flujo financiero que ha venido recibiendo el país desde la transición, si bien más del 70% de la banca está en manos extranjeras, que utilizan sus sucursales en Hungría como plataforma para tomar posiciones en los Balcanes y en el este europeo de cara a la privatización en estos países.

Es destacable también la creciente implantación de multinacionales del sector servicios dedicadas a la I+D, la tecnología, consultoría, informática, etc., debido a la capacitación y bajo coste de la mano de obra en el país. De hecho, este sector es que mayor inversión extranjera directa recibe, especialmente en los subsectores de actividades profesionales, científicas y técnicas.

También tiene especial importancia el sector turístico, especialmente en Budapest. Según los últimos datos disponibles, 15,5 millones de extranjeros visitaron Hungría en el tercer trimestre de 2014 y los ingresos brutos de los alojamientos hoteleros crecieron en un 11%. Sin embargo, actividades afines al turismo, como la construcción de complejos hoteleros, residenciales y deportivos (puertos deportivos en el Danubio y el lago Balaton y campos de golf principalmente) que habían registrado un importante crecimiento hasta el año 2007, se han estancado enormemente con la crisis económica global. El sector terciario predomina en el área de la capital de Hungría, donde se reúne el 21% de la fuerza laboral del país.

1.5. Coyuntura económica.

Coyuntura Económica Hungría

Contagiado por la desaceleración europea, el PIB creció tan solo un 1,8% en términos reales en el año 2011. En el 2012 se notaron los efectos de la política estabilizadora del Gobierno terminándose el ejercicio con una caída del PIB del 1,5%, en términos reales. A ese resultado contribuyó la negativa aportación del sector agropecuario, que sufrió un año de sequía, y la desaceleración de la industria y buena parte de los servicios. En general, la demanda interna fue claramente insuficiente para mantener el nivel de actividad y el único sector que mostró una aportación positiva fue el sector exterior, que mantuvo su tendencia creciente de los últimos años. Durante el segundo trimestre de 2013 se observó una recuperación ya que la economía creció un 0,5% en términos reales, tras la menor caída experimentada en el primer trimestre del año (-0,5%). El tercer trimestre presentó una tendencia aun más positiva con un crecimiento del 1,8%. Las previsiones apuntaron a un crecimiento económico cercano al 1% para el total del año, tasa que se superó al alcanzarse el 1,5%. En cuanto al año 2014, según datos de los tres primeros trimestres, el PIB nominal ascendió a 74.941 millones de euros, un 6,5% más que el mismo periodo del año anterior.

Inflación Hungría

Desde los primeros meses de 2012 se produjo un repunte de la inflación, motivado básicamente por el aumento de dos puntos porcentuales del IVA (que entró en vigor el 1 de enero de ese mismo año), el aumento de los impuestos especiales sobre el alcohol y tabaco, así como el incremento de los precios de los productos energéticos, concluyendo el año con una tasa anual del 5% (media anual del 5,7%).

Durante los primeros meses de 2013 se registró una importante caída de la inflación hasta el 1,8% a finales de mayo, debido fundamentalmente a las medidas adoptadas por el Gobierno para reducir el precio de los suministros de gas y electricidad. Nuevas reducciones de estos servicios decretados por el gobierno redujeron la inflación hasta el 0,4% en diciembre de 2013, la más baja desde 1.970. La inflación subyacente, no obstante, cerró el año en el 3,5%.

Durante el año 2014 ha continuado la tendencia deflacionaria iniciada en 2013, con únicamente dos meses fuera de la tendencia en los que se ha registrado una inflación mínima (0,1% y 0,2% en julio y agosto respectivamente). En los últimos meses del año se ha seguido acentuando la caída del nivel de precios hasta situarse en -0,9% en diciembre. La inflación ha sido inferior a la esperada dada la caída del precio del petróleo y de los gastos domésticos. La inflación subyacente cerró el año 2014 en 2,2%.

En enero de 2015 los precios disminuyeron un -1,4% con respecto a enero de 2014. En comparación con el mes anterior la disminución fue de 0,2%, motivada esencialmente por la disminución del precio del combustible, así como en los precios de alimentos, ropa, calzado y otros bienes duraderos. Por otro lado, aumentaron los precios de los servicios, el alcohol y el tabaco.

Política económica

A lo largo de 2012 el Gobierno húngaro centró su política económica en dos objetivos fundamentales: equilibrar las cuentas públicas para cumplir con el compromiso de un déficit inferior al 3% del PIB y reducir el peso de la deuda pública al objeto de poder prescindir de una nueva ayuda condicionada del FMI y la Comisión Europea.

Para conseguir el primer objetivo se adoptaron medidas de austeridad y recorte del gasto público y se aumentó la presión fiscal sobre determinados sectores como la banca, los seguros, las empresas de comunicaciones y los productores y distribuidores de energía. La política de austeridad y la escasa financiación comunitaria mantuvieron la inversión pública a niveles mínimos durante el año 2012, lo que tuvo un efecto negativo sobre la actividad económica y el empleo. Estas medidas contractivas se compensaron, en la medida de lo posible, con un alivio de la carga fiscal de las economías domésticas a través de una reducción en el IRPF. En lo que respecta a los sectores estratégicos de la economía, el Gobierno ha tratado de ganar control público. Es el caso del sector energético y el sector financiero, en los que el gobierno ha llevado a cabo adquisiciones de compañías privadas (E.ON, Budapest Bank y MKB entre otras).

El 2013 fue un año de consolidación de la política económica del Gobierno con pequeños ajustes respecto a la línea marcada en años anteriores. Cabe destacar la reducción de las tarifas de electricidad, gas y calefacción de distrito, que ha supuesto un ahorro de un 20% para los hogares y la implantación de dos sistemas simplificados de tributación para PYMES. En el ámbito empresarial, el Gobierno intenta consolidar el sector privado a través de acuerdos de cooperación estratégica con grandes firmas de los sectores industrial y servicios, la mayor parte de ellas de capital extranjero.

A lo largo de 2014, la actividad inició, lo que parece ser, una nueva senda de crecimiento apoyado en el dinamismo del sector exterior y el relanzamiento de la obra pública, esto último gracias a que la Comisión Europea hubiera eliminado, en junio de 2013, las restricciones a los fondos comunitarios en razón a la persistencia de un déficit excesivo.

Las cifras macroeconómicas ponen de relieve un comportamiento excepcional por parte de la economía húngara. Así, el PIB se ha incrementado en un 3.6%, la inversión un 13% y el consumo un 1.7%. Se trata del mejor comportamiento económico no sólo en la región centroeuropea sino también de en la totalidad de la UE. Ello ha llevado al Gobierno a considerar 2014 como la justificación de las políticas aplicadas. Sin embargo, algunos analistas entienden que este crecimiento no sólo es transitorio, sino que no puede sostenerse en el tiempo. En gran medida, ha sido el resultado de la conjunción de tres elementos: una base de partida baja, la financiación de la UE (€ 7.000 millones, más del doble de la media anual en transferencias comunitarias, permitiendo un notable incremento del gasto público) y un comportamiento excepcional de la agricultura que ha crecido un 10%.

El potencial de crecimiento a largo plazo probablemente será más próximo al 2% que al 3% que señala el Gobierno. Así, el índice de sentimiento económico 2008-2015 manifiesta que desde octubre de 2014 se está produciendo un estancamiento en las expectativas tanto de los consumidores como de las empresas y que la tendencia es a la baja.

Los grandes logros económicos desde 2012 (evitar un procedimiento por déficit excesivo; reducir el tipo de interés básico del Banco Central de Hungría (BCH) para lograr una refinanciación más barata y una política decisiva que redujo enormemente el fraude de los negocios sobre el IVA, equivalente a un 1% del PIB), se ven compensados por los éxitos parciales en política económica (un régimen laboral más flexible con costes por debajo de la media regional; obra pública que emplea a 200.000 personas, el 50% de la masa de desempleados y la transformación del sistema de gobierno local) y por claros fracasos (el peor clima económico de la región; ausencia de formación de capital doméstica; estancamiento de la inversión directa extranjera que, si se excluye la recapitalización bancaria, es una franca reducción y un nivel de consumo doméstico que se mantiene en su nivel de 2010, muy inferior a 2007). El resultado de todo ello es un desequilibrio en la distribución de la riqueza que hace que los pobres sean más pobres y que los ricos incrementen su riqueza, lo que está generando tensiones sociales. De acuerdo con Bertelsmann, si se realiza una comparación internacional del nivel y calida de vida de Hungría, éstas están decreciendo.

La razón esencial de este estado de cosas hay que buscarla en un alto grado de inseguridad jurídica, y de perspectivas económicas impredecibles, cuyo origen se encuentra en el clima político irregular, impropio de una democracia política desarrollada.

Así, las perspectivas para 2015-2016 son menos halagüeñas: la inversión se reducirá al 0% en 2015 previéndose un descenso al menos 5% en 2016. El consumo se reducirá al 2.5% en 2015 y al 1.5% en 2016. La reducción del crecimiento económico, según la consultora húngara GKI, se situará en 2015 entre el 2-2.5% y entre el 1.5-2% en 2016. Ello lleva a GKI a considerar que sin cambios sustanciales en la economía y en la política no será posible un mejor comportamiento de la economía.

Datos política fiscal

Cabe destacar la transferencia de los fondos privados de pensiones al sistema estatal que se produjo en el año 2011 y gracias a la cual se registró un superávit presupuestario del 3.8% del PIB. Sin esta transferencia se estima que el déficit habría alcanzado el 6% del PIB.

Entre las principales líneas de política fiscal sobresalen la adopción de un tipo único del 16 % en el IRPF con importantes beneficios fiscales para las familias con hijos y la ampliación a más supuestos del tipo reducido en el impuesto de sociedades (el 10%), dando así un nuevo impulso a la reducción de los costes empresariales para mejorar la competitividad. No obstante, el tipo general del impuesto sobre beneficios se sitúa en el 19%, aunque el tipo aplicable para las empresas energéticas es de un 50%. Desde el 1 de enero de 2012 entró en vigor una subida de 2 puntos en el IVA que se ha situado así en el 27%. Otra característica fundamental del sistema impositivo húngaro son los impuestos especiales que recaen sobre determinados sectores como por ejemplo el sector bancario, las empresas de telecomunicación o los productores y distribuidores de energía.

El año 2013 se inició con la implantación de un impuesto sobre transacciones financieras (actualmente entre en el 0,3% y el 0,6% dependiendo de las operaciones) que afecta, prácticamente, operaciones bancarias de todo tipo, incluida la retirada de efectivo del banco o la utilización de tarjetas para el mismo fin. El 2013 se cerró finalmente con un déficit del 2.2%, por debajo del límite del 3% a que el Gobierno se había comprometido con la UE.

Para 2014 y 2015 el objetivo del gobierno es no superar el 2,8% y 2,6% de déficit respectivamente. De momento, para el año 2014 el déficit público en el tercer trimestre se sitúa en el 2,6% del PIB, por debajo del objetivo máximo.

Tras las elecciones generales de 2014, el nuevo Gobierno húngaro aprobó los Presupuestos Generales del Estado para 2015 con nuevas medidas fiscales, entre ellas un nuevo sistema de peaje en autopistas, un aumento de los impuestos sectoriales como el impuesto sobre publicidad y un nuevo gravamen para los valores extranjeros gestionados por fondos de inversión húngaros.

Política monetaria / tipo de cambio

En el contexto de estabilidad presupuestaria alcanzada en 2012 (el déficit del sector público, conforme a los criterios de Maastricht y realizados los últimos ajustes contables, quedó en el 1,9% del PIB) la preocupación del Gobierno húngaro pasó a centrase en el estímulo a la actividad económica. El IPC terminó el ejercicio de 2012 en el 5,0% y desde entonces no ha hecho más que disminuir, situándose la tasa de diciembre de 2014 en el -0.9%. Esta desaceleración de los precios ha permitido al Banco de Hungría continuar con su política de reducción del tipo de interés que, tras 22 meses de reducciones consecutivas, se ha situado, desde finales de mayo de 2014 en el 2,10%. El Consejo Monetario considera que este tipo de interés se mantendrá durante buena parte de 2015, ya que garantiza a medio plazo la estabilidad de precios.

Esta política de tipo de interés es coherente con el deseo del Gobierno de abaratar el crédito para facilitar financiación a empresas, preferentemente PYMES, y economías domésticas y reducir la carga del Estado por su abultada deuda. Desde la segunda mitad de 2012 el Gobierno no ha tenido dificultades para colocar en el mercado las emisiones de bonos a rentabilidades cada vez menores que ya se mueven en mínimos históricos.

1.6 Comercio exterior

Durante el año 2013 el volumen de las exportaciones creció hasta los 81.298 millones de euros y el volumen de las importaciones alcanzó los 75.887 millones de euros con lo que el saldo de la Balanza comercial se situó en 5.411 millones de euros, este valor supone un crecimiento de 1095 millones de euros respecto al cierre del año 2012.

En 2013, de enero a diciembre el nivel de precios de las importaciones -medido en forintos (HUF)- descendió en un 0,6% mientras que el de las exportaciones no ha sufrido variación perceptible, ambos medidos en comparación con los datos de los 12 meses del año 2012. La relación de intercambio ha mejorado en un 0,6 %. El forinto húngaro (HUF) se depreció un 2,6% frente al euro y se apreció un 0,7% frente al dólar americano a lo largo de todo el 2013.

Según los últimos datos disponibles de 2014, en noviembre, los precios de las importaciones han subido con un 0,5% mientras los de la exportación un 1,4%. La relación de intercambio para este período se sitúa en el 100,9%. Desde principios de 2014 el forinto mostró una tendencia a la depreciación en línea con la caída del tipo de interés que, si bien favoreció la exportación, hizo crecer el servicio de la abultada deuda en divisas. En los últimos meses de 2014 el tipo medio estuvo entre 307 y 311 forintos por euro en noviembre y diciembre respectivamente, con lo que finalmente se consolidó la tendencia a la depreciación.

Prácticamente la mitad del intercambio comercial lo proporcionan las partidas de bienes de equipo y de transporte cuyo volumen creció, un 5,1 % en exportación y un 4,8% en importación, sobre lo realizado en 2012 a lo largo de todo el año. El motor del crecimiento de las exportaciones ha sido la industria automovilística y productos adyacentes. Parece que la tendencia del comercio exterior se mantiene en 2014. Los datos provisionales del año pasado señalan a las exportaciones del sector del automóvil como las más importantes por valor monetario, seguidas de las de maquinaria específica para ciertas industrias y los aparatos y material eléctricos.

Durante el 2013 el 77 % de las exportaciones y el 72 % de las importaciones se dirigieron a países miembros de la UE. Se experimentó un incremento del tráfico comercial de un 4,2% en las exportaciones y de un 5,5% en las importaciones comparado con el 2012. Esta misma tendencia parece seguir en 2014: según los datos de enero-noviembre las exportaciones a países de la UE proporcionan el 78% sobre el total, mientras las importaciones muestran las mismas proporciones. El saldo de la balanza comercial con los países de la EU en 2013 decreció en 1.082 millones de euros, mientras en enero- noviembre de 2014, comparado con el mismo período de 2013, en 2.075 millones.

En el tráfico comercial fuera de los países de la UE no se experimenta este cambio positivo. Las exportaciones en 2013 decrecieron en 1,4% en 2013, mientras las importaciones en 1,15% En el período de enero noviembre de 2014 se puede observar una mayor declinación en las cifras: 6,8% en las exportaciones y 7,7% en las importaciones. La política de apertura e intensificación de relaciones hacia el este del actual ejecutivo del gobierno no se ha reflejado en los datos del año pasado, pero se espera una mejora a lo largo de 2015.

Durante la última década, Alemania ha sido el principal país proveedor de Hungría. Actualmente tiene una cuota del 24% de las importaciones totales. En segunda posición se encuentra Rusia, con un 11% de la cuota de mercado húngara. En los últimos años se experimenta una reducción leve de las exportaciones rusas, chinas, polacas y eslovacas a Hungría, así como en el caso de Alemania que presentó en 2012 y 2013 niveles inferiores a los del año 2007. España ocupa el puesto 16 como proveedora de Hungría y las importaciones húngaras procedentes de nuestro país entre enero y noviembre de 2014 fueron de 988 millones de euros.

Los principales socios a los que exporta Hungría son los países de su entorno. En 2013, destaca Alemania con un 26% de las exportaciones totales húngaras, superando de esta manera el valor de todas las operaciones con países que no forman parte de la UE. Tras el país germano, se encuentra Rumania con una cuota del 5,7%, Austria (5,6%), Eslovaquia (5,4%) e Italia (4,7%). España ocupa el decimotercera posición como país cliente de Hungría. Las exportaciones de nuestro país alcanzaron en 2011 un valor de 2.109 millones de euros y disminuyeron a 1.869 millones de euros en 2012. Los datos de 2013 indican una leve mejoría con respecto al año anterior, con 2.019 millones de euros, que de enero a noviembre de 2014 han supuesto 1.895 millones de euros.

1.7. Distribución del comercio por países

Importación por Países Hungría

Exportación por Países Hungría

1.8. Distribución del comercio por productos

Exportaciones e importaciones por productos

Distribución del comercio por productos Hungría

Hungría presenta unas exportaciones netas positivas para los años 2011, 2012 y 2013. Las exportaciones han crecido en los últimos años aunque el crecimiento de las importaciones ha sido superior. Los productos que más se exportan e importan en Hungría son bienes de equipo y semimanufacturas. En los últimos años ha crecido el valor de las importaciones del sector del automóvil especialmente.

Balanza de pagos

Balanza de pagos Hungría

En el año 2013 la balanza por cuenta corriente experimentó un incremento del 122% con respecto a 2012 presentando un superávit de 4.162 millones de euros. Por su lado, la balanza comercial presentaba un saldo positivo de 3.586 millones de euros, ligeramente más elevado que el de años anteriores. La balanza de transferencias se mantuvo en datos negativos aunque con 71 millones más. El resto de los componentes de la balanza de pagos se mantuvieron en valores similares a los del año anterior.

En cuanto a los nueve primeros meses de 2014, los datos indican una mejora del saldo por cuenta corriente, que alcanza 3.285 millones de euros (un 11,7% más que el mismo periodo dell año anterior) sin contar aún el último trimestre del año. Se aprecia también un muy ligero aumento del saldo de la balanza comercial (1,2% más con respecto al mismo periodo de 2013) y un aumento superior de la balanza de servicios (8,4% respecto al mismo periodo de 2013). Dentro de los servicios la partida de turismo y viajes es la que más aumenta, un 8,8% más que en los tres primeros trimestres de 2013.

1.9. Inversiones por países

Inversión extranjera directa por países

Inversión extranjera directa por países Hungría

Inversión extranjera directa por sectores

Inversión extranjera directa por sectores Hungría

2. SITUACIÓN POLíTICA

2.1. Política Interior

Las elecciones generales de 2010 dieron la victoria al partido de centro derecha, Fidesz, lo que le permite, en coalición con el Partido Demócrata-Cristiano, contar con una amplia mayoría de dos tercios en el Parlamento. A su vez, los Socialistas sufrieron una fuerte derrota y el partido de extrema derecha, Jobbik, entró por primera vez en la Cámara con un número considerable de escaños. También obtuvo una pequeña representación en el Parlamento el nuevo partido “La Política Puede Ser Diferente” (LMP), integrado principalmente por Verdes y Liberales. En 2011, se formó el partido llamado Coalición Democrática (DK), escindido del Partido Socialista y presidido por el ex Primer Ministro Ferenc Gyurcsány, y que cuenta con un pequeño número de diputados en el Parlamento.

El Gobierno de Fidesz, presidido por Viktor Orbán, emprendió un sustancial programa de reformas institucionales dirigidas a adaptar las estructuras de gobierno a la nueva realidad surgida de la reinserción de Hungría en el mundo occidental. En este sentido, la medida más importante consistió en la aprobación en 2011 de una nueva Constitución – en vigor en 2012 – que recoge la identidad histórica y cultural de la nación húngara e incluye una limitación al endeudamiento público (la “regla de oro”). El año 2011 se vio dominado por el enfrentamiento entre el Gobierno y la oposición a causa de la nueva Constitución y de las Leyes Orgánicas que la desarrollan, particularmente la reforma de la Justicia, la regulación de las Confesiones Religiosas y la Ley del Banco Central. Ya con anterioridad, la nueva Ley de Prensa había dado pie a una fuerte polémica que obligó al Gobierno a enmendarla sucesivamente, de acuerdo con la Comisión Europea y con el fallo del Tribunal Constitucional húngaro. Además de la Comisión Europea, el Consejo de Europa (Comisión de Venecia) y la OSCE se pronunciaron sobre algunos aspectos de la mencionada legislación.

En el plano económico, el Gobierno deOrbán acometió a partir de 2010 y a lo largo de 2011 una política caracterizada por una serie de medidas radicales (algunas de ellas calificadas de “heterodoxas”) para contener el déficit presupuestario y reducir la deuda pública. A este fin, se adoptaronvarios Planes Económicos y la introducción de impuestos de crisis sobre los sectores bancarios, de energía y otros. Se recurrió también a unificar el sistema mixto de pensiones estatales y privadas, suprimiendo estas últimas y transfiriéndose sus fondos al sistema público, lo que tuvo una repercusión positiva muy importante en las finanzas del Estado, si bien la medida fue objeto de críticas. También cabe destacar las medidas para paliar la situación de los deudores hipotecarios que habían contraído sus créditos en divisa extranjera (especialmente francos suizos) y que se habían visto gravemente afectados por la depreciación del forinto con ocasión de la crisis de la eurozona.

Por otro lado, el Gobierno de Orbán lanzó en 2011 dos importantes planes para relanzar la economía y reducir la deuda y el déficit: el nuevo Plan Széchenyi (destinado a crear empleo, al desarrollo empresarial y a la inversión en I+D) y el Plan Kálmán Széll (que introduce importantes reformas estructurales para reducir el gasto público y asegurar el crecimiento de la economía).

En noviembre de 2011, el Gobierno anunció la intención de negociar con el FMI y la UE una línea de crédito de carácter preventivo. Esta opción ha quedado descartada ante la evolución positiva de la economía nacional, favorecida por el comienzo de la recuperación en la eurozona.

Los contenciosos de Hungría con la Comisión Europea se resolvieron casi en su totalidad a lo largo de 2012 y 2013, al haber introducido el Gobierno una serie de enmiendas a las Leyes Orgánicas, que aseguran la independencia del Banco Central de Hungría y refuerzan la autonomía del Poder Judicial.

En junio de 2013, el Consejo de Ministros de Finanzas de la UE (ECOFIN) levantó el Procedimiento por Déficit Excesivo (PDE) contra Hungría. Ello ha supuesto un importante logro para el Gobierno húngaro al haber podido demostrar en Bruselas la capacidad de mantener el déficit presupuestario por debajo del 3% del PIB, con carácter sostenible.

La cuestión más polémica durante el primer trimestre de 2013 fue la aprobación de la llamada “Cuarta Enmienda” a la Constitución, por la que se incorporan al texto de la Carta Magna una serie de disposiciones relativas a diversos aspectos de la legislación básica. La decisión del Gobierno levantó una fuerte oleada de críticas dentro y fuera de Hungría por considerar los sectores políticos y de opinión contrarios al Gobierno de Orbán, que con ello se recortarían las competencias del Tribunal Constitucional. El Gobierno húngaro, por su parte, rechazó las acusaciones reiterando la autonomía del Tribunal Constitucional y el derecho del Parlamento (en el que el Gobierno goza de una amplia mayoría de dos tercios) para enmendar democráticamente la Constitución.

En julio de 2013, el Parlamento Europeo mantuvo un debate sobre la conformidad de la legislación húngara con los principios fundamentales de la UE. En el mes de septiembre de 2013, el Gobierno modificó una vez más la Constitución, mediante la llamada “Quinta Enmienda”, para elevar al rango constitucional determinadas normativas sobre cuestiones que se quieren fijar y mantener a salvo de eventuales cambios en legislaturas por venir. Esta nueva modificación de la Carta Magna sirvió también para modificar algunos preceptos constitucionales a la luz de las observaciones hechas por las instancias europeas sobre determinadas cuestiones (Poder Judicial, Confesiones Religiosas, etc.)

En las elecciones generales, celebradas el 6 de abril de 2014, el partido de Fidesz logró nuevamente la mayoría parlamentaria de dos tercios. En el nuevo Parlamento correspondieron a Fidesz 133 escaños, seguido por los partidos de izquierda (Partido Socialista, Coalición Democrática, Juntos-Diálogo) con 38 escaños, Jobbik (de extrema derecha) 23 escaños y los Verdes (LMP) 5 escaños. En cuanto al número de votos emitidos, Fidesz adelantó a los partidos de izquierda con casi un millón de votos de diferencia, mientras que el margen se estrechó entre los partidos de izquierda y Jobbik, con tan sólo una diferencia de 270.000 votos.

A pesar de haber logrado por segunda vez la mayoría parlamentaria de dos tercios, Fidesz ha obtuvo 600.000 votos menos que en 2010. En cuanto a la izquierda, aumentó su base electoral en 200.000 votos respecto a las penúltimas elecciones.

Las elecciones el Parlamento Europeo (PE), celebradas el 25 de mayo de 2014 arrojaron los siguientes resultados: de los 21 eurodiputados húngaros que se sentarán en el PE en la próxima legislatura, el partido conservador del Primer Ministro Viktor Orbán, Fidesz, contará con 12 (1.191.163 votos equivalentes al 51,49% del total); el partido de extrema derecha Jobbik con 3 (339.501; 14,68%); los Socialistas con 2 (252.494; 10.92%); la Coalición Democrática del ex Primer Ministro Gyurcsány con 2 (225.762; 9,76%); el partido Juntos del excandidato Bajnai con 1 (167.012; 7,22%); y un último parlamentario para los liberales del LPM (115.957; 5.01%). La participación sólo alcanzó un 29% frente al 36% de 2009.

Datos biográficos
János Áder, Presidente de la República

Nacido en Csorna (Oeste de Hungría) el 9 de mayo de 1959. Licenciado en Derecho por la Universidad ELTE de Budapest. Ingresó en la Federación de Jóvenes Demócratas-Fidesz en 1988, convirtiéndose en uno de los Asesores Jurídicos del partido. Entre 1990-2009 fue diputado por Fidesz. En 1993 Vicepresidente de Fidesz y en 1998-2002, Presidente de la Asamblea Nacional. En el mismo año fue nombrado Presidente de Fidesz. En 2006-2009 desempeñó la Vicepresidencia de la Asamblea Nacional. En 2009-2012 fue diputado por Fidesz al Parlamento Europeo. El 2 de mayo de 2012 fue elegido Presidente de la República. Tomó posesión oficialmente de la Jefatura del Estado el 10 de mayo de 2012.

El Presidente Áder está casado y es padre de tres hijos.
viktor Orbán, Primer Ministro

Nació el 31 de mayo de 1963 en Székesfehérvár (ciudad industrial del centro de Hungría). Licenciado en Derecho por la Facultad de Ciencias del Estado y Jurídicas de la Universidad de Budapest en 1987, amplió estudios sobre filosofía política liberal inglesa entre 1989 y 1990 en el Pembroke College de Oxford (Reino Unido).

Fue profesor del Instituto de Capacitación de Directivos del Ministerio de Agricultura y Alimentación, más tarde integrado en el Grupo de Investigaciones Centroeuropeas, apoyado por la Fundación Soros.

Junto a un grupo de jóvenes estudiantes fundó en marzo de 1988 la Federación de Jóvenes Demócratas (Fidesz), con la intención de convertirse en un movimiento juvenil alternativo al único existente hasta la fecha, las Juventudes Comunistas (KISZ). Así, el joven dirigente empezó a organizar actos de protesta no violenta en la capital húngara y en las ciudades del interior, denunciando las contradicciones y las injusticias del sistema comunista.

Ayudada por la Fundación Soros, obtuvo una beca para estudiar historia del liberalismo inglés en la Universidad británica de Oxford. Sin embargo, interrumpió los estudios para regresar a Hungría e hincar su actividad política. Como líder de Fidesz, presentó su candidatura en las primeras elecciones democráticas que se celebraron en Hungría en 1990 y que ponían fin a 45 años de régimen comunista.

En abril de 1993, fue nombrado presidente de Fidesz en un congreso celebrado en la ciudad de Debrecen, al Este del país. Allí declaró que el partido seguiría siendo de centro, liberal, moderado y nacional. En este segundo período legislativo, fue presidente de la Comisión Parlamentaria de Integración Europea. Reelegido presidente del partido en el congreso celebrado en abril de 1995 en Budapest, Fidesz se transformó en un partido conservador nacional de derechas pasando a llamarse Fidesz-Partido Cívico Húngaro.

Su primer triunfo electoral llegó en 1998 con la victoria en las dos vueltas de las elecciones legislativas celebradas, respectivamente, el 10 y el 24 de mayo. Aunque su partido fue el ganador, no alcanzó la mayoría suficiente para formar Gobierno, por lo que tuvo que aliarse, en una coalición de centro-derecha, con el Partido de los Pequeños Propietarios y el Foro Democrático.

Fue designado Primer Ministro por el Parlamento de su país el 6 de julio de 1998 y al año siguiente fue sustituido como presidente de Fidesz por László Kovér. Tras perder en las elecciones de 2002, volvió a la Jefatura del Gobierno al imponerse su partido por amplio margen en las elecciones legislativas celebradas el 11 y el 25 de abril de 2010. El 29 de mayo de ese año juró el cargo de Primer Ministro. Desde octubre de 2002, es vicepresidente del Partido Popular Europeo. Está casado y tiene cinco hijos adultos y cuatro nietos. Habla inglés, francés y alemán.

Péter Szijjártó, Ministro de Asuntos Exteriores y del Comercio Exterior

Nació en Komárom, el 30 de octubre de 1978. Licenciado en economía por la Universidad de Ciencias Económicas y de Administración Pública de Budapest en 2002. Desde 1998 es miembro del partido FIDESZ y entre 1998-2002 y 2006-2010 fue concejal. Desde 2002 es diputado parlamentario. Entre 2009 y 2010 es Jefe de gabinete del Presidente de Fidesz, Viktor Orbán. Desde junio de 2012 se dedica a temas de asuntos exteriores y desde septiembre de 2014 es ministro de asuntos exteriores y comercio exterior. Está casado.

2.2 Política exterior

La política exterior de Hungría se fundamenta sobre tres ejes: la dimensión euroatlántica, la política regional y la apertura a los escenarios globales. Al mismo tiempo, la atención a las comunidades húngaras expatriadas representa un rasgo característico de su acción exterior, debido a la presencia en la región de cerca de 3.5 millones de personas de etnia húngara. En este sentido, la Ley de Doble Nacionalidad de 2010 reconoce a los miembros de las minorías húngaras el derecho a adquirir esta nacionalidad, sin perjuicio de mantener la que ya poseen.

Hungría es miembro de la UE desde 2004, está firmemente comprometida con los valores y principios europeos, forma parte de la zona Schengen desde 2007 y se propone adoptar la moneda única en cuanto las circunstancias lo permitan. Asimismo, ha firmado el Pacto Fiscal de enero de 2012. En el primer semestre de 2011, ejerció la Presidencia rotatoria de la Unión Europea, y mantuvo una activa cooperación con España y Bélgica en el marco del Trío de Presidencias. En el plano de las relaciones bilaterales con los países miembros de la UE, Hungría mantiene importantes vínculos económicos y comerciales con Alemania y Austria, así como con otros países de la zona del euro. En los primeros meses de 2012, las relaciones con la Comisión Europea han estado dominadas por los contenciosos sobre algunas de las leyes que desarrollan la Constitución y sobre el Procedimiento por Déficit Excesivo (PDE), del que Hungría salió finalmente en el primer semestre de 2013.

Entre los objetivos principales de la política europea de Hungría figuran: la estabilidad del euro, la revitalización de Europa como región competitiva en el mundo, la preservación de las políticas estructurales, regionales y de Cohesión, el mantenimiento de la Política Agrícola Común (PAC), el refuerzo de la seguridad energética, las políticas de familia, educación y diversidad cultural y el eficaz funcionamiento de la Política Exterior y de Seguridad Común. Hungría está especialmente interesada en aportar a la UE la dimensión regional centroeuropea, aunando las políticas y objetivos de los países que la integran. Asimismo, se ha mostrado abierta al actual proceso de desarrollo institucional de la UE (unión bancaria, fiscal y política) sobre la base de la igualdad de los Estados Miembros (con independencia de su pertenencia a la eurozona) en la toma de decisiones, el respeto a las identidades nacionales y el mantenimiento del principio de subsidiariedad.

La política euro atlántica de Hungría comprende también las relaciones con EE.UU. y Canadá, tanto en el marco de la OTAN como en el plano bilateral, destacando la cooperación a la seguridad aliada, los importantes intercambios económicos y las relaciones con las numerosas comunidades húngaras en dichos países. En cuanto a la política regional, Hungría considera que Europa Central es el ámbito más inmediato de su acción exterior, y en consecuencia coopera a la seguridad económica, militar y energética de los países centroeuropeos, así como a la estabilidad de las relaciones interétnicas, dentro del marco más amplio de la UE. La activa diplomacia húngara en el espacio centroeuropeo se desarrolla principalmente a través del Grupo de Visegrado (compuesto por Hungría, República Checa, Polonia y Eslovaquia), que Hungría presidió entre julio de 2013 y 2014. Las circunstancias similares de sus miembros facilitan el desarrollo de las relaciones económicas, especialmente en las infraestructuras de transporte y en energía. Este foro permite armonizar, además, los intereses comunes sobre importantes cuestiones relacionadas con la UE (Fondos de Cohesión y PAC y políticas Energética, de Vecindad Europea y de Ampliación, entre otras). También cabe mencionar la actividad que Hungría desarrolla dentro de la Estrategia para el Danubio y de la Iniciativa Centroeuropea (ICE), que presidió en 2013. Hungría concede una atención primordial a la integración europea de los países de los Balcanes Occidentales, uno de los objetivos de su política exterior, que figuró ya entre las prioridades de su Presidencia semestral de la UE en 2011. En este contexto, Hungría contribuye a la estabilidad en los Balcanes Occidentales mediante su participación en las operaciones internacionales de EULEX y KFOR en Kosovo y de EUFOR en ByH. Como consecuencia de la participación rusa en el conflicto ucraniano, la OTAN decidió incrementar su presencia en los países bálticos. Así, Hungría ha participado con 140 efectivos en los ejercicios militares que se han realizado en Lituania en noviembre de 2014. Adicionalmente, destinará los Grippen de sus Fuerzas Aéreas a la misión de control del espacio aéreo báltico a partir de la segunda mitad de 2015.

El tercer eje de la política exterior de Hungría se refiere a las relaciones con Rusia y los países del Cáucaso, y comprende también una progresiva apertura a escenarios globales, concretamente Oriente Medio y el Norte de África, Extremo Oriente (en especial, China e India) e Iberoamérica. Los objetivos de esta política responden al interés en cooperar al desarrollo económico y a la construcción democrática, basada en el respeto de los Derechos Humanos, y al deseo de reforzar el diálogo político y los lazos económicos con las potencias emergentes, abriendo nuevos cauces para los intercambios comerciales.

En el plano de la diplomacia multilateral, y por lo que se refiere a Naciones Unidas, Hungría es miembro del Consejo de Derechos Humanos (2010-2012), ha participado en diversas operaciones de mantenimiento de la paz y figura como país donante al desarrollo dentro del Consejo Económico y Social. Entre las áreas de cooperación internacional en el marco de NN. UU., cabe destacar el activo papel desempeñado por Hungría en lo referente al derecho humano al agua potable y a su saneamiento.

En su condición de miembro de la OTAN, Hungría contribuye albergando en su territorio la Base de Transporte Estratégico de la Alianza Atlántica en Pápa (oeste del país). Asimismo, participa en la Fuerza de Reacción Rápida de la OTAN y, participa en la misión de ISAF en Afganistán, donde mantuvo hasta el mes de marzo de 2013 un PRT (Equipo de Reconstrucción Provincial) y asumió temporalmente el control parcial de la seguridad en el aeropuerto de Kabul. Hungría ha anunciado también su compromiso como nación aliada para la etapa post-ISAF en Afganistán, y mantiene asimismo 753 efectivos en las misiones de la OTAN, incluyendo la presencia militar en Kosovo (KFOR).

En abril de 2015, el Gobierno húngaro, avalado por el Parlamento, acordó participar en la coalición internacional contra el grupo terrorista ISIS, a petición del Gobierno estadounidense. Se trata de una contribución que, de no recibir asistencia financiera estadounidense, supondrá un desembolso estimado en € 70 millones. Tropas húngaras se desplegarán en Iraq, a lo largo de la segunda mitad del próximo mes de mayo. Cien efectivos custodiarán un centro de entrenamiento para tropas iraquíes en Erbil. Esta cifra se verá suplementada por 50 efectivos adicionales que se mantendrán en reserva en Hungría.

En cuanto al Consejo de Europa, Hungría valora positivamente el papel de este organismo, especialmente en lo respectivo a la protección de los Derechos Humanos, y en particular, de las minorías nacionales. Hungría es igualmente miembro de la OSCE y reconoce la labor de esta organización en el control de los procesos electorales y en las cuestiones de las minorías.

3. RELACIONES BILATERALES

3.1 Diplomáticas

Las relaciones diplomáticas, rotas al término de la Segunda Guerra Mundial, se restablecieron mediante Canje de Notas el 9 de febrero de 1977. Previamente, el 17 de diciembre de 1969, se había firmado el Acta de Establecimiento de Relaciones Consulares y Comerciales.

Desde entonces, las relaciones se desarrollan sobre la base del Tratado de Amistad y Cooperación de 1992, y de un conjunto de Convenios específicos, entre los que destacan el de Cooperación Científica y Técnica (1999) y el de Cooperación entre los Ministerios de Defensa (1995), así como el APRI (1989) y el Convenio para Evitar la Doble Imposición (1984).

Las relaciones bilaterales son tradicionalmente buenas, sin contenciosos, y se hallan ancladas en la común pertenencia a la UE y a la OTAN. Los encuentros entre las autoridades de ambos países han sido frecuentes, destacando en los últimos años la visita de Estado de SS. MM. los Reyes en 2007 y las visitas de los Presidentes László Sólyom y Pál Schmitt en 2009 y en 2011, respectivamente. En octubre de 2012, el Ministro de Asuntos Exteriores, János Martonyi, realizó una visita oficial a Madrid, y en abril de 2013, tuvo lugar la visita a España del Primer Ministro Viktor Orbán. En noviembre de 2014, el viceministro de Asuntos Exteriores y del Comercio Exterior, Dr. László Szabó participó en una visita oficial en Madrid.

En el marco de la Unión Europea, España y Hungría comparten el apoyo a la ampliación de la UE, referido especialmente a los países balcánicos. Ambos países coinciden asimismo en la defensa de la Política de Cohesión y de la Política Agrícola Común (PAC). La participación de ambos países en el Trío de Presidencias de la UE, junto con Bélgica, desde enero de 2010 a junio de 2011, supuso una buena oportunidad para reforzar la cooperación hispano-húngara.

Hungría considera que España tiene un papel clave, dentro de la UE, en el desarrollo de las relaciones con Iberoamérica. Esto puede dar pie a una colaboración ante la nueva política húngara de “Apertura hacia el Sur” que desde 2015 propugna el incremento de Representaciones Diplomáticas y Oficinas Comerciales húngaras en Iberoamérica.

En el ámbito cultural, el interés de los húngaros por la lengua española se traduce en la intensa actividad del Instituto Cervantes, inaugurado en 2004 por SS. AA. RR. los Príncipes de Asturias, y en el creciente número de estudiantes de español en los centros bilingües de enseñanza existentes en todo el país.

3.2. Relaciones económicas

Balanza comercial y de pagos.

En 2011 se produjo un importante incremento del 48% de nuestras exportaciones que alcanzaron los 1.330 millones de euros. Ello supuso un record histórico, reduciendo el crónico déficit comercial a tan solo 344 millones de euros e incrementando la tasa de cobertura hasta el 79,42 %.

El comienzo de 2012 fue también muy favorable. Abril pareció marcar un punto de inflexión hacia una mayor normalidad. El año se cerró con unas exportaciones de 1.333 millones de euros, con una mejora del 1,1% con respecto a las del año precedente, quedando reducido el déficit comercial a 290 millones de euros. La tasa de cobertura se situó en el 82%, la más alta para nuestro comercio bilateral.

No obstante hay que seguir mirando con prudencia estas cifras pues los grandes sectores detrás de ellas (automoción, productos farmacéuticos) están controlados por multinacionales y por ello los flujos pueden cambiar de forma brusca. En 2013 y 2014 (T1 – T3) la balanza comercial muestra un déficit para España de 414 y 663 millones de euros respectivamente. La tasa de cobertura en 2013 se sitúa en el 76,4%, porcentaje ligeramente peor que el de los últimos dos años, mientras en el período de enero a noviembre de 2014 es de 62,0%. Estos cambios negativos se deben, fundamentalmente, a un mayor dinamismo de las exportaciones húngaras a España. En términos relativos, somos un socio comercial pequeño para Hungría ya que nuestra cuota de mercado es inferior al 2%.

PRINCIPALES PRODUCTOS

A lo largo de 2011 la inversión española neta registró un total de 44,7 millones de euros reflejando las inversiones en el sector transporte (39,6 millones de euros) y las ampliaciones de las empresas de plásticos presentes en Hungría. En el año 2012 cayó a 22,3 millones de euros reflejando los efectos de la crisis (un 80% menos que en el periodo anterior) en especial la ausencia de actividad en el sector de la construcción en Hungría. Los datos de 2013 mostraron cierta debilidad inversora, en línea con la situación de la inversión extranjera en Hungría. Mientras que en 2014 se registra un aumento del 246% debido a una operación puntual que parece responder a un ajuste financiero de una empresa.

La inversión húngara en España ha venido ofreciendo cifras muy modestas en los últimos años. Sin embargo, en el tercer trimestre de 2010 se produjo la hasta entonces mayor inversión húngara en España, inversión en el sector de ingeniería civil, por importe de 6 millones de euros, totalizando por ello la inversión bruta a final de 2010 la cifra de 7,2 millones de euros.

Desde dicho año, ha continuado decayendo hasta situarse en 2012 en 960 miles de euros. Los datos de 2013 son más favorables, con una inversión registrada de 4,2 millones de euros, mientras que para los tres primeros trimestres de 2014 se ha contabilizado una inversión neta de 11.000 mil euros, 8 mil de estos en el comercio minorista.

La mayor presencia de empresas españolas corresponde al sector de la industria, inmobiliario y de construcción, energías renovables, industria auxiliar del automóvil y distribución comercial. Principales empresas españolas que operan en Hungría.

Sector Energía: Iberdrola, Gamesa, Técnicas Reunidas. Construcción: Ursa Insulation Inmobiliario: Share-Capital Consumo: Inditex, Cortefiel Industrial: Gestamp, F.Segura, Plasticast N.Hold, S. A., Intermas Nets, CAF, Sedecal, Manufacturas Max-Plastic, S.A. Agrario: Vega Sicilia, Ebro Foods, Grupo Inversor Monte Nevado Servicios: Mapfre, Media Planing Group, NH, Hotusa.

Entre las últimas operaciones realizadas, cabe destacar el concurso ganado en 2011 por Técnicas Reunidas para la construcción de un planta de ciclo combinado por valor de unos 500 millones de euros y que constituye el mayor contrato firmado por una empresa española en Hungría, y que desafortunadamente no se llevó a cabo, o el de CAF para el suministro de 37 tranvías a la ciudad de Budapest por valor de €97 millones. La financiación de este grupo de 37 tranvías ha corrido por cuenta de los fondos europeos.

Está previsto que CAF entregue otros 10 tranvías más en 2016, aunque ello estará en función de que se puedan aplicar los fondos europeos disponibles a la financiación de esta adquisición. Estos tranvías forman parte de un plan más amplio de renovación del sistema de tranvías de Budapest – algunos tienen casi 50 años de antigüedad – que prevé la adquisición de 77 tranvías más hasta alcanzar un total de 124 en 2020. Esto supondría un desembolso estimado en €250 millones a lo largo de los próximos cinco años.

La compañía CAF se ha presentado en 2014 al concurso para la renovación del material rodante de la línea 3 de metro de Budapest por valor de €220 millones.

Se trata de la línea más larga de la ciudad y el material rodante, muy deteriorado, es de tecnología soviética.

3.3 Cooperación

No hay proyectos de cooperación

3.4. Relaciones de visitas en ambos sentidos

Personalidades húngaras que han visitado España

26-01-2005 Ferenc Mádl, Presidente de la República. Visita de Estado.
08-03-2005 Ferenc Gyurcsány, Primer Ministro, y Mónika Lampert, Ministra de Interior. Cumbre Democracia y Terrorismo de Madrid.
23-11-2005 Gábor Csizma, Ministro de Trabajo. Madrid.
28-11-2005 László Sólyom, Presidente de la República. Cumbre Europea de Barcelona.
06-03-2006 József Graff, Ministro de Agricultura. Barcelona.
19-06-2006 Dra. Kinga Göncz, Ministra de Juventud, Asuntos Familiares, Sociales e Igualdad de Oportunidades.
24-08-2008 László Sólyom, Presidente de la República. Expo Zaragoza y almuerzo con los Reyes.
04-11-2008 Ferenc Gyurcsány, Primer Ministro, reunión con el Presidente del Gobierno, D. José Luis Rodríguez Zapatero.
16-11-2009 László Sólyom, Presidente de la República, visita oficial.
13-01-2011 Pál Schmitt, Presidente de la República. Presidencia húngara de la UE.
23-10-2012, János Martonyi, Ministro de Asuntos Exteriores, visita oficial
04/05-04-2013 Enikö Györi, Secretaria de Estado para Asuntos Europeos 16-0
4-2013 Viktor Orbán, Primer Ministro. Reunión con el Presidente del Gobierno, D. Mariano Rajoy.
20-11-2014 Dr. László Szabó, Viceministro de Asuntos Exteriores y Comercio Exterior
13-04-2015 Sr. Péter Szijjártó, Ministro de Relaciones Exteriores y Comercio, con ocasión del Encuentro Informal de Ministros de la Vecindad Sur, en Barcelona.

Personalidades españolas que han visitado Hungría

15-02-2005 Jesús Caldera, Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales. Budapest, Conferencia OTI.
26-08-2005 Elena Espinosa, Ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación. Visita oficial a Budapest.
23-10-2006 S.M. el Rey. Budapest. 50ª Aniversario de la Revolución.
29/31-05-2007 SS MM los Reyes, visita de Estado.
14-10-2014 José María Aznar, que fue condecorado por el PM Orbán en el Parlamento con la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil de Hungría.

Para asistir a Reuniones Informales de Ministros de la UE durante el semestre de la Presidencia rotatoria de Hungría, se desplazaron las siguientes personalidades:

7/8-2-2011 José Blanco, Ministro de Fomento. Reunión Informal de Ministros de Transporte.
27-3-2011 Ángeles González Sinde, Ministra de Cultura. Reunión Informal de Ministros de Cultura.
11/12-3-2011 Trinidad Jiménez, Ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Reunión informal GYMNICH.
08-04-2011 Elena Salgado, Vicepresidenta Segunda y Ministra de Economía y Hacienda. Reunión Informal ECOFIN y EUROGRUPO.
30/31-05-2011 Rosa Aguilar, Ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Presidencia húngara de turno UE. Reunión Informal de Ministros de Agricultura.
06-06-2011 Trinidad Jiménez, Ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Cumbre ASEM.

3.4 Relaciones de declaraciones, tratados y acuerdos firmados

10-06-29 Tratado de Conciliación, de Arreglo Judicial y de Arbitraje. Gaceta de Madrid, 25-4-30.
17-12-69 Canje de Notas sobre el Establecimiento de Representaciones Comerciales y Consulares.
30-04-74 Acuerdo de Transporte Aéreo. BOE, 19-11-76 y 8-0-80.
08-04-76 Acuerdo a largo plazo sobre los Intercambios Comerciales, la Navegación, el Transporte y el Desarrollo de la Cooperación Económica, Industrial y Técnica. BOE, 20-7-76. NOTA: Por decisión del Consejo CEE, se autoriza la táctica reconducción del Acuerdo hasta el 30 de abril de 2005.
24-08-76 Acuerdo sobre cooperación en el campo de la protección vegetal. BOE, 10-5 y 2-7-97.
09-02-77 Canje de Notas sobre el Establecimiento de Relaciones Diplomáticas.
10-07-78 Acuerdo de Higiene y Sanidad Pecuaria.
27-11-79 Convenio Básico de Cooperación Científica y Técnica. BOE, 2-3-80.
27-11-79 Convenio de Cooperación Cultural y Científica. BOE, 18-8-80.
19-02-80 Acuerdo sobre Transportes Internacionales por Carretera y Protocolo establecido en virtud del art. 20. BOE, 4-4-80.
24-02-82 Convenio Consular. BOE, 3-8-84
20-09-82 Convenio de Cooperación Turística. BOE, 20-10/20-11-82.
09-07-84 Acuerdo de Cooperación Económica e Industrial. BOE, 14-6-85.
09-07-84 Convenio para Evitar la Doble Imposición y Prevenir la Evasión Fiscal en materia de Impuestos sobre la Renta y el Patrimonio. BOE, 24-11-87.
28-09-87 Convenio sobre Ejecución Recíproca de Resoluciones Judiciales en materia penal. BOE, 24-11-87.
22-12-87 Convenio sobre la Protección Recíproca de las Denominaciones de Origen de Ciertos Productos Agrarios e Industriales y las Indicaciones de Procedencia. BOE, 21-1-91.
16-11-88 Acuerdo sobre Cooperación en materia de Sanidad. BOE, 8-10-90
09-11-89 Acuerdo en materia de Reconocimiento Mutuo de Certificados y de Títulos Académicos. BOE, 7-10-91.
09-11-89 Convenio para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones. BOE, 9-9-92.
12-07-90 Canje de Notas sobre Supresión de Visados. BOE, 15-9-90/7-9-91.
06-02-92 Tratado de Amistad y Cooperación. BOE, 15-3-94.
29-3/28-7-93 Canje de Notas por el que se cambia la Denominación “Perlas de Mallorca o Perlas de Manacor” por la de perlas de las Islas Baleares en el Acuerdo sobre Denominaciones de Origen de 22 de diciembre de 1987. BOE, 10-6-94.
28-11-96 Canje de Notas para la Entrada de Nacionales Españoles en Hungría con Documento Nacional de Identidad. BOE, 27-12-96.

3.5 Datos de la Representación española

Embajada de España en Budapest

Eötvös utca, 11/B 1067-Budapest
Tel. + 36 1 202 40 06
Fax + 36 1 202 42 06
[email protected] [email protected]

Agregaduría de Defensa

Vérhalom u. 12-16 1023-Budapest
Tel. + 36 1 326 40 15
Fax + 36 1 326 40 34 [email protected]

Oficina Económica y Comercial

Nádor u. 23 1051- Budapest
Tel. + 36 1 302 00 74
Fax + 36 1 302 00 70
[email protected]

Agregaduría de Educación

Eötvös utca 11/B 1067-Budapest
Tel. + 36 1 488 70 00
Fax + 36 1 488 70 01
[email protected]

Instituto Cervantes

Vörösmarty u. 32 1064- Budapest
Tel. + 36 1 354 36 70
Fax + 36 1 302 29 54
[email protected]

Oficina de Turismo (Adscrita a la Embajada en Budapest y con sede en Viena)

Walfischgasse, 8 1010-Viena (Austria)
Tel. + 43 1 512 95 80 /11
Fax + 43 1 512 95 81
[email protected]

Agregaduría de Interior (Adscrita a la Embajada en Budapest y con sede en Viena)

Aleea Alexandra 43 011822 Bucarest
Tel. + 40 21 318 1104
Fax: + 40 21 318 10 74
[email protected]

Sugerencias y comentarios

Si consideras que hay algún error en el texto o deseas aportar información para mejorarlo puedes enviarnos un comentario a través del siguiente formulario. Agradecemos tu colaboración.