Bandera de Irán

Irán

República Islámica de Irán

1. DATOS BÁSICOS

1.1. Características generales

Nombre oficial: República Islámica de Irán

Superficie: 1.648.000 Km²

Límites: al Norte con Armenia, Azerbaiján, el mar Caspio y Turkmenistán; al Este con Afganistán y Pakistán; al Oeste con Turquía e Irak; y al Sur con el golfo Pérsico y el mar de Omán.

Población: 80 millones, según últimos datos oficiales provisionales de julio de 2014. El último censo oficial, concluido en 2011, arrojaba una población de 75.149.669 habitantes.

Capital: Teherán, con más de 13 millones de habitantes en 2014 y más de dos millones de desplazados diarios de ciudades dormitorio limítrofes.

Otras ciudades: Ispahán, Tabriz, Mashad y Shiraz (todas por encima del millón de habitantes).

Idioma: El farsi o persa es la lengua oficial, como dispone el artículo 15 de la
Constitución. Además, en torno a un 25 % de la población tiene una variedad del turco como lengua materna y se hablan otros idiomas minoritarios, como el kurdo.

Moneda: Rial iraní (cambio a 23 de julio de 2014: 1 € = 42.300)

Religión: El Islam está consagrado en la Constitución hoy vigente como religión oficial. La mayoría musulmana iraní (un 96% de la población total) es chiíta (en torno al 89% de los musulmanes). Hay una minoría musulmana que pertenece a la creencia autóctona conocida como bahaísmo. Existe una importante minoría cristiana de origen armenio, junto a asirio-caldeos; también hay un pequeño grupo de judíos y de seguidores del Zoroastrismo.

Forma de Estado: El artículo 1 de la Constitución de 1979 define a Irán como una República Islámica. El sistema se basa en la distinción entre un Ejecutivo encabezado por el Presidente de la República y compuesto por los distintos ministerios, que gestiona la administración del país, y un Legislativo o Majlis, que de manera efectiva aprueba las leyes y vota a los candidatos a ministro propuestos por el Presidente. Pero por encima de esta realidad republicana se encuentra el Líder Máximo, que es elegido por la Asamblea de Expertos y que es expresión del principio conocido como “velayat-e faqih” o Gobierno del Jurisconsulto. Este principio da un carácter diferencial al sistema iraní y coloca, en general, al estrato superior del clero chiíta y, en particular, al Líder Máximo, como últimos dominadores del poder político. El artículo 57 de la Constitución establece la división formal de poderes, pero bajo la supervisión islámica del citado principio. De hecho, el artículo 110 de la Constitución atribuye al Líder Máximo la potestad de delinear las líneas maestras de la política, importantes funciones en materia de nombramientos y control de distintos órganos, además de la Jefatura de las Fuerzas Armadas, siendo él quien declara la guerra. Por último destaca la existencia del Consejo de los Guardianes, encargado de asegurar en la práctica que el sistema se cumpla, actuando como un tribunal constitucional y como filtro censor para las candidaturas a las elecciones parlamentarias y presidenciales.

División administrativa: El país está dividido administrativamente en 30 regiones.

1.2. Geografía

Irán se asienta sobre una gran meseta triangular, que alberga los dos grandes desiertos iraníes, el inhóspito desierto salino de Kavir, al sudeste de Teherán, y, más alejado al sudeste, el desierto de Lut, rocoso y de arena. Entre Teherán y el Mar Caspio, en el Norte, se alza la cordillera de Alborz, con algunas cumbres volcánicas que superan los 5.000 metros y entre las que destaca el pico más alto de Irán, el volcán Damavand, de 5.671 m. y situado a tan solo 64 Km. de la capital. Los montes Zagros se extienden desde la frontera con Armenia, al Noroeste, bajando hacia el Golfo Pérsico La zona fronteriza con Turquía es montañosa y boscosa. La gran extensión y la diversidad orográfica de Irán implican que este país cuenta con todo tipo de climas, de un extremo al otro.

1.3. Indicadores sociales

Densidad de población (2013): 48.8 habitantes/km2

Renta per cápita PPA (2013): 12.300 $

Coeficiente GINI (2013): 0,37

Esperanza de vida (2013): Hombres 72, mujeres 75

Crecimiento de la población % (2013): 1.3%

IDH (Valor núm./nº orden)(2013): 0,742 / 76º

Tasa de analfabetismo (2013): En torno al 6% (los datos oscilan ligeramente según la fuente)

Tasa de natalidad (2013): 18.4 nacimientos/1,000 habitantes

Tasa de fertilidad (2013): 1.86 niños nacidos/mujer

1.4. Estructura del Producto Interior Bruto

Estructura del PIB Iran

1.5. Coyuntura económica

Coyuntura Económica Iran

1.6. Comercio exterior

Comercio Exterior Iran

1.7. Distribución del comercio por países 2011-2012

Distribución del comercio por países Iran

1.8. Distribución del comercio por productos 2011-2012

Debido a la divergencia de datos nacionales (iraníes) y extranjeros, se ha optado por incluir dos listas de dos fuentes diferentes, a fin de mostrar una imagen más fidedigna de las cuotas de exportación e importación por productos.

PRINCIPALES EXPORTACIONES

Principales Exportaciones Iran

PRINCIPALES IMPORTACIONES

Principales Importaciones Iran

Fuente: Banco Central de Irán – 2011-2012 1 Maquinaria no eléctrica 16,7% 2 Hierro y acero 13,5% 3 Vehículos 10,3% 4 Maquinaria eléctrica, herramientas 8,8% 5 Cereales y derivados 4,9% 6 Plástico, celulosa y resinas artificiales 4,1% 7 Productos médicos y farmacéuticos 2,7% 8 Mantecas animales y vegetales 2,6% 9 Productos químicos y sus compuestos 2,3% 10 Papel, cartón y sus derivados 2%

2. SITUACIÓN POLÍTICA

2.1. Política Interior

La llegada a la presidencia del país de Hassan Rohani, en agosto de 2013, ha supuesto el inicio de una nueva etapa. El nuevo Presidente tilda a su Gobierno como el de “la esperanza y la prudencia”. Y, en efecto, tras los ocho años de Ahmadineyad, la nueva administración ha querido marcar un antes y un después. El objetivo primero e indiscutible del nuevo ejecutivo es la economía, pues las sanciones, con la notable disminución de los ingresos petrolíferos y el progresivo asilamiento económico internacional, sobre todo financiero y bancario, de la República Islámica, ha colocado las cuentas públicas en una situación difícil, a la vez que el aparato productivo se ha visto afectado por la escasez de bienes de todo tipo y por el cortocircuito de los sistemas de pago exteriores. El nuevo Presidente tiene como primer y claro objetivo revertir esta situación económica. Es por ello que ha acometido como primera tarea el intento de aliviar primero y levantar después el régimen de sanciones auspiciadas por los EE.UU., la UE y sus aliados a través del impulso a las negociaciones tendentes a encontrar una solución al dossier nuclear.

Por otra parte, Rohani es tildado de centrista y pragmático y para una parte de la sociedad iraní puede ser el hombre que lleve a cabo las reformas necesarias para crear una sociedad más permisiva, de manera progresiva pero efectiva. La expresión de Gobierno de la Esperanza y de la Prudencia refleja ese anhelo social a la vez que el enfoque gradualista que parece pretender dar a su acción de Gobierno. Y es que todo lo anterior se desarrolla en un contexto político caracterizado por una mayoría conservadora en el Parlamento que nos se renovará hasta el 2016. El sistema político iraní en la práctica es un juego de equilibrios entre diferentes facciones y sectores que ostentan el poder y el nuevo Presidente ha de tener en cuenta ese equilibrio.

Por lo demás, su Gobierno se enfrenta a la tarea de restañar las graves heridas causadas por el “movimiento verde” de 2009 y la posterior represión del mismo, lo que ha supuesto una creciente desafección en grado y número de un importante sector de la sociedad iraní; el atraer al menos a una parte de ese grupo a través de su prudencia y esperanza guardando a la vez los necesarios equilibrios es, a más largo plazo, el principal desafío del Presidente Rohani. En otras palabras: no desilusionar a muchos a la vez que no inquietar en demasía a los sectores conservadores.

La evolución de Irán en los próximos tres años mostrará si el sistema puede reaccionar y adaptarse al cambio de circunstancias y a las crecientes demandas liberalizadoras de numerosos sectores sociales o si, por el contrario, fracasa en el intento, con la consiguiente alternativa de problemas socioeconómicos agudos y/o del repliegue ensimismado del régimen. El primer año de Gobierno Rohani ha mostrado, primero, nítidos cambios en las formas, pero no demasiados en el fondo y, segundo, una clara diferencia en las formas y en ciertas líneas de pensamiento entre el nuevo Gobierno y los sectores más conservadores del poder, así como un continuado ejercicio de equilibrio por parte del pragmático nuevo Presidente de Irán.

Datos biográficos
Alí Jamenei, Líder Supremo

El Ayatollah Hodjatoleslam Sayyed Mohammad Ali Hoseyn Jamenei es desde 1989 el Líder Supremo. Nació en Mashad el 15 de julio de 1939, por lo que tiene 75 años de edad. Como buena parte del clero chíta iraní estudió en Qom, siendo alumno de Jomeini. Entre 1962 y 1978 fue un activo opositor al régimen del Shah, lo que le supuso frecuentes detenciones y algún periodo de prisión. En 1979 con el triunfo de la Revolución pasó a formar parte del círculo íntimo de Jomeini, ocupando diversos puestos hasta ser nombrado Presidente de la República en 1981. A la muerte de Jomeini, en 1989, fue nombrado nuevo Guía de la ley religiosa (Vali-ye faqih) y Líder Supremo (Rahbar-e Moazam).

Está casado y es padre de seis hijos. Jamenei ha escrito ha escrito varios libros sobre el papel histórico del Islam y ha traducido al persa algunas obras en árabe. Entre las obras suyas que han sido traducidas al español se puede citar “El papel de los musulmanes en la independencia de la India” o “Norma general del pensamiento islámico en el Corán”.

Hassan Rohani, Presidente de la República Islámica de Irán

El nuevo Presidente de la Republica Islámica de Irán, el Doctor Rohani, elegido en las elecciones de 14 de junio de 2013 y en el cargo desde el 4 de agosto de 2013, nació en 1948 en Semnan, región al este de Teherán. Cursó estudios religiosos en Qom y se hizo clérigo a la vez que estudió Derecho en la Universidad de Teherán. Es Doctor de Derecho Público por la Universidad Caledonia de Glasgow. Se unió a la oposición al régimen del Shah en los 60 y tuvo que abandonar el país. Con la llegada de Jomeini al poder en 1979 se convirtió en uno de los hombres importantes de la Republica Islámica y desde entonces ha venido ocupando numerosos puestos dentro del régimen. Entre los cometidos desarrollados por Rohani en los 34 años de la República Islámica destacan sin duda dos: su papel en la Guerra Irán-Irak ostentando varios cargos muy relevantes en el campo de la defensa y, en segundo lugar, el haber sido el máximo negociador nuclear de Irán entre 2003 y 2005. Además, fue el Secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional durante 15 años, entre 1989 y 2005, y ocupó varios puestos parlamentarios. Antes de acceder a la presidencia era miembro del Consejo de Discernimiento, de la Asamblea de Expertos y consejero de Alí Jamenei. Desde 1991 y hasta la elección presidencial presidió el think tank Centro de Estudios Estratégicos, entidad que lleva a cabo estudios en casi todos los ámbitos, por lo que Rohani es uno de los hombres que mejor conoce la situación real del Irán actual.

Mohamad Yavad Zarif, Ministro de Asuntos Exteriores

Nació en 1960 en Teherán en el barrio acomodado de Elahié, en el norte de la capital. Entre 1976, tres años antes de la Revolución Islámica, y 1988 residió en los EE.UU., donde estudió Relaciones Internacionales, obteniendo ese último año el título de doctor por la Universidad de Denver, trabajando también para la Reprsentación Permanente de Irán en NN.UU. En 1989 volvió a Irán comenzando su Carrera Diplomática, que ha estado muy orientada hacia las relaciones multilaterales y que culminó en el año 2002, cuando fue elegido por el Presidente reformista Jatami Representante Permanente de Irán ante Naciones Unidas en Nueva York, puesto que ocupó hasta 2007. Fue nombrado por el Presidente Rohani Ministro de Asuntos Exteriores en agosto de 2013. Poco después, en septiembre, el nuevo Presidente le trasfería la máxima responsabilidad en materia de negociación del dossier nuclear, al pasar el asunto de ser competencia del Consejo Supremo de Seguridad Nacional al ámbito del Ministerio de Asuntos Exteriores.

2.2. Política exterior

Desde su inicio en 1979 las relaciones exteriores de la República Islámica de Irán han estado marcadas primero por una ruptura abrupta y radical de la alianza del régimen del Shah con los Estados Unidos, segundo por la huella indeleble de la guerra entre este país e Irak (1980-1988) y, en fin, por una difícil convivencia con muchos de sus vecinos, añadidas a las malas relaciones con el mundo occidental. Tras los 8 años de Gobierno del Presidente Jatamí, en los que las relaciones con Occidente mejoraron, aún manteniéndose la enemistad con los EE.UU., siguieron los ochos años del polémico Presidente Ahmadineyad (20052013), que supusieron un claro empeoramiento de las relaciones de Irán con el mundo occidental, especialmente a partir de su reelección en 2009, merced al enconamiento de la cuestión nuclear iraní y a la represión interna del llamado movimiento verde, que salió a la calle denunciando su reelección en ese año y pidiendo cambios democráticos. Todo ello llevó a la imposición de sanciones internacionales, primero de Naciones Unidas, en 2006, y luego adicionales y mucho más duras por parte de los Estados Unidos y la Unión Europea, sanciones que continúan vigentes y que están estrangulando la economía iraní. En fin, en agosto de 2013 tomaba posesión de su cargo el nuevo Presidente Hassan Rohani, quien con su lema de “prudencia y esperanza” comenzó a prodigar mensajes, tanto de puertas adentro como afuera, abogando por un cambio dentro del régimen orientado a una relajación del autoritarismo del sistema y a una aproximación constructiva en las relaciones internacionales que consiga en último término la resolución negociada del contencioso nuclear con Occidente, buscando el alivio primero y el levantamiento total luego de las muy duras sanciones económicas internacionales, que amenazan con ahogar a medio plazo la economía del país. El 24 de noviembre de 2013, tras tres rondas negociadoras en Ginebra, Irán alcanza un acuerdo (el llamado Joint Plan of Action) provisional en la cuestión nuclear con el llamado E3+3 ó P5+1 (los cinco miembros del CSNU + Alemania) que ha entrado en vigor el 20 de enero de 2014, que supone una pequeño alivio a las sanciones a cambio de la paralización del progresode programa nuclear iraní. El acuerdo provisional es el marco en el que se están desarrollando las conversaciones para conseguir un acuerdo global en este asunto y aunque estaba previsto llegar a un acuerdo no más tarde del 20 de julio, se han prolongado las negociaciones hasta la fecha límite del 24 de noviembre de 2014.

Proceso de Paz en Oriente Medio

La posición de la República de Irán en este ámbito ha sido clara y tajante desde el inicio del régimen en 1979. También aquí hubo una ruptura radical con los tiempos del Shah, en los que Irán era el mejor amigo de Israel en la zona. La posición de la República Islámica se ha mantenido invariable: no reconocimiento del Estado de Israel, no aceptación del PPOM, apoyo a los grupos palestinos, especialmente a Hamas y la Yihad Islámica, vuelta de todos los palestinos expulsados de sus tierras desde 1948, apoyo total a Hizbollah en su lucha contra Israel e intentos retórico y prácticos de construir un “eje de la resistencia” contra lo que llaman “el enemigo sionista”. Los ochos años de Ahmadineyad supusieron un endurecimiento del discurso, pidiendo presuntamente el anterior Presidente “borrar del mapa” a Israel (hay divergencias en torno al contenido literal de su frase) y negando el Holocausto.

La llegada de Rohani, si bien no ha supuesto un cambio en los fundamentos, ha significado un cambio en el tono beligerante del discurso oficial y ha introducido nuevos matices. El tono de los pronunciamientos iraníes con respecto a Israel ha cambiado notablemente: desde felicitaciones a los judíos en sus fiestas religiosas a donaciones a un hospital judío en Teherán, Rohani ha tratado de hacer una distinción entre los judíos y “la entidad sionista”. Y su ministro de asuntos exteriores, Sarif, dijo en respuesta a una pregunta en una conferencia en Berlín que la RII no podría oponerse a un eventual arreglo Palestina-Israel.

Relaciones con los vecinos árabes

La relación de Irán con el mundo árabe que rodea el lado occidental y meridional de su territorio está marcada por dos hechos básicos: primero su condición chiíta y segundo un pasado histórico en el que Irán ha tenido en ocasiones la hegemonía de la zona. Estos dos factores han supuesto el recelo de sus vecinos árabes, sobre todo tras la implantación de la República Islámica, con su discurso revolucionario pero sin perder el nacionalismo iraní. Además, hechos como su mayor peso demográfico y las sospechas de su voluntad de dotarse del arma nuclear han acrecentado la desconfianza de casi todos los países árabes, la mayoría de ellos de población mayoritariamente sunita y que recelan del uso que Irán pueda hacer de las minorías chiítas en algunos de esos países.

No obstante lo anterior, los recelos y problemas -Bahrein, las tres islas objeto de litigio entre los EAU e Irán, las difíciles relaciones con una Arabia Saudí cuya población mayoritaria en la gran zona petrolera del país, la Región Oriental, es mayoritariamente chiíta, algunas declaraciones finales del CCG no muy amables hacia Irán, entre otros -, no impiden que las visitas oficiales, excepto con Araba Saudí, se prodiguen en ambos sentidos buscando una relación que la vecindad impone y que incluso en el caso de Omán puede calificarse de amigable. Y en Egipto, con la llegada al poder de los Hermanos Musulmanes, y aún después de su caída, Irán ha intentado un acercamiento que ponga fin a los 34 años de enemistad declarada, con resultados muy modestos pero en cualquier caso visibles; la llegada al poder del General Al Sisi no ha cambiado este giro pragmático hacia el Cairo.

Los dos últimos años han estados marcados por la cuestión siria, en la que Irán es el gran valedor del régimen de Al Assad, además del gran apoyo de Hizbollah, frente a sus vecinos árabes de la zona, en su inmensa mayoría claramente opuestos a la continuación del régimen sirio. También ha habido una clara mejoría de la relación con el Gobierno mayoritariamente chiíta del vecino Irak. Por último, estas relaciones han estado marcadas últimamente por el muy claro deseo de Irán de estrechar los lazos económicos, energéticos y comerciales con todos sus vecinos, incluidos los árabes.

Afganistán

Las relaciones de Irán con Afganistán tienen máxima importancia para Teherán, pues la larga frontera que comparten incide no solo en la política exterior iraní, sino en muchas cuestiones de orden interno. Teherán fue un claro enemigo del régimen talibán y la caída de éste se contempló con alivio en Irán, aunque fuera merced a una intervención de los EE.UU. Desde ese momento la República Islámica apoyó el afianzamiento de un Gobierno nacional afgano y la salida de las fuerzas extranjeras de ese país. En este sentido ha habido un apoyo al Gobierno Karzai y a la reconstrucción del país, por más que la relación entre ambos países esté trufada de breves periodos de cierta tensión. En las recientes elecciones presidenciales afganas, Irán ha manifestado en todo momento su deseo de que sea la voluntad popular del pueblo afgano la única que intervenga en la elección del nuevo Presidente.

Las ocasionales tensiones se deben básicamente a cuestiones en el ámbito doméstico iraní. La más importante de ellas es la presencia en Irán de unos tres millones de afganos, divididos entre los 800.000 refugiados con estatuto reconocido, el millón de refugiados que tiene una situación legal indefinida en Irán, muchos de los cuales pertenecen a la segunda generación nacida en Irán de los anteriores, y un tercer grupo de trabajadores ilegales que excede probablemente el millón de personas y que, de manera permanente o como temporeros, asumen tareas laborales básicamente en los sectores de la agricultura, la construcción y el servicio doméstico. De manera episódica ocurren sucesos como la muerte de afganos que intentan cruzar la frontera víctimas de los disparos de la guardia fronteriza iraní y la reacción afgana ante estos y otros sucesos, a veces en forma de violentas manifestaciones ante consulados iraníes en Afganistán.

La otra gran cuestión es el tráfico de drogas, pues una parte importante del opio y heroína afganos pasa por Irán, que es no solo país de tránsito sino de consumo, con una población de adictos al opio considerable.

Organismos internacionales regionales

De todas las organizaciones regionales destaca la pertenencia de Irán a ECO, que engloba a los países vecinos no árabes de Irán. La Secretaria general se encuentra en Teherán. También desde el punto de vista regional destaca la adscripción de Irán al exclusivo club de países ribereños del Caspio. Y también es miembro del Developing 8, entidad que agrupa a ocho países musulmanes de distintas partes de mundo y de cierta entidad demográfica.

En materia energética, Irán es miembro de la OPEP, como también lo es del Foro de Países Exportadores de Gas, que integra a los principales países exportadores. Irán quiere hacer de esta agrupación una herramienta útil para poder incidir en el precio del gas en los mercados internacionales.

Y en fin, Irán forma parte de la Organización de la Conferencia Islámica, en donde comparte asiento con todos sus vecinos árabes, por lo que es un importante foro de interlocución.

Relaciones con la UE

Irán y la Unión Europea comenzaron su relación institucional en 1998; se formalizó con un acuerdo comercial y de cooperación en 2001 al que siguieron negociaciones en diversos ámbitos desde esa última fecha hasta 2005. En 2002 se inició igualmente un diálogo en materia de derechos humanos.

Los informes de la OIEA en 2005 advirtiendo de actividades nucleares clandestinas por parte de Irán supusieron la paralización de este diálogo. Posteriormente la UE y sus países miembros aplicaron las sanciones internacionales establecidas por las resoluciones del CSNU en 2006, 2007, 2008 y 2010. En febrero de 2012 la UE aprobó sus propias sanciones que supusieron una drástica reducción de las relaciones comerciales, sobresaliendo la prohibición de importar crudo. En el otoño de 2013 las sanciones europeas se endurecieron. Todo lo anterior, unido a los sucesos de 2009 en Irán supuso que el clima de relaciones con la UE y con los distintos Estados miembros, fuera empeorando progresivamente.

La elección del nuevo Presidente Rohani ha supuesto el inicio de un incipiente deshielo y tras la “charming offensive” de Rohani en Nueva York, en septiembre de 2013, cuando ya hubo una serie de encuentros, se han venido sucediendo las visitas de alto nivel y el acuerdo nuclear de 24 de noviembre de 2013 no ha hecho más que acelerar el ritmo de visitas a Teherán. Entre ellas destaca la del Maec español en marzo de 2014. También en ese mes la jefa de la diplomacia comunitaria Catherine Ashton visitó Teherán.

3. RELACIONES BILATERALES

3.1. Relaciones diplomáticas

Las relaciones diplomáticas entre España e Irán tienen como punto de partida la inexistencia de contenciosos bilaterales, además de una simpatía natural de Irán y los iraníes hacia España y lo español, lo que convierte a España en uno de los países de la UE con mejor imagen, tanto entre la gente, como entre las autoridades, que consideran a España como un país amigo, incluso a pesar de las sanciones.

En cuanto a la evolución de estas relaciones, hay un paralelismo entre España y buena parte del resto de países de la UE. El cierto deshielo experimentado por los ocho años del Presidente Jatamí, con la visita del presidente Aznar a Irán en 2002 y la del Presidente Jatami a España ese mismo año, fue seguido por los ocho años del Presidente Ahmadineyad. A partir de los sucesos de 2009 y el agravamiento de la cuestión nuclear, las relaciones oficiales entre Irán y España, como miembro de la UE, se vieron afectadas, especialmente con la aprobación de las sanciones de la UE en enero de 2012, su entrada en vigor en verano de ese año y el endurecimiento de las mismas en meses posteriores. La expresión más clara de esta situación es la inexistencia de viajes oficiales, delegaciones o visitas de altos cargos entre ambos países entre 2010 y el otoño de 2013, fecha esta última en la que la situación ha comenzado a cambiar merced a la llegada al poder del nuevo Presidente iraní.

Todo lo anterior a pesar de que hay un claro potencial de desarrollo de las relaciones económicas, culturales y de cooperación técnica entre ambos países. Los recientes, aunque todavía incipientes, cambios en la escena iraní podrían ayudar a ese desarrollo.

3.2. Relaciones económicas

Irán era uno de los tres mayores proveedores de crudo a España en 2011, con casi el 14 % del total de petróleo importado. La situación ha cambiado radicalmente con la aprobación de las sanciones de la UE estableciendo la paralización total de dichas importaciones, sanciones aprobadas el 23 de enero de 2012 y que entraron en vigor para el crudo el 1 de julio de ese año. España ha sido el segundo país de la UE más afectado por la medida, tanto en términos porcentuales tras Grecia, como absolutos tras Italia.

En los años inmediatamente anteriores a las sanciones, las exportaciones españoles conocieron un incremento que colocó a España como quinto país exportador de la UE, aunque a bastante distancia todavía de los tres primeros (Alemania, Italia y, luego, Francia) y algo más cerca del cuarto, Suecia.

En el 2008 se inició la tendencia al alza y España mejoró sus exportaciones con respecto a 2007, alcanzando la cifra de 464 M€, un 3,1% de crecimiento sobre el año anterior. Tras un empeoramiento en 2009, España volvió a mejorar en 2010 la media de la UE, cuyas exportaciones aumentaron un 8,5% frente al 11,2% español. En 2011, el último año anterior a las sanciones, las exportaciones españolas a Irán alcanzaron los 655,3M€, incrementándose en un 33,2% contra una caída del 7,3% de la UE. Resulta interesante resaltar que en tres años, entre 2009 y 2011, las exportaciones españolas a Irán crecieron casi un 50%.

En un contexto global, España copaba en 2011 un 0,8% del total de las importaciones iraníes y era el suministrador nº 21. Para España Irán fue el cliente nº 46 en todo el mundo, con un 0,31% de las exportaciones totales españolas.

Desde entonces, las cifras han empeorado a consecuencia de las sanciones y así el año 2012 se cerró con unas ventas españolas totales por valor de 463,7 M€, esto es, un 29,3% menos que en 2011. La cifra, no obstante, se encuentra por debajo de la caída media de la UE en su conjunto, que fue en 2012 del -35,9% y además fue inferior a la caída de Italia (-31,6%) y a la fortísima de Francia (-55,1%), aunque por encima de la caída de Alemania (-25 %). En 2012 España ha reemplazado a Suecia como cuarto país exportador (merced al derrumbe de las cifras suecas, un – 86,6%); y el varapalo de las exportaciones francesas, con un total de 750,5 M€, ha acercado la tercera y cuarta posición, pues si antes aquella casi triplicaba a ésta, ahora no llega al doble.

Las sanciones y la supresión de la importación del petróleo iraní han tenido un efecto positivo en la balanza comercial española, que si antes era claramente deficitaria, ahora, sin el crudo iraní, es muy positiva.

En cuanto a la composición de las exportaciones españolas, se aprecia cierta concentración en el periodo indicado (2008 a 2012). Los diez primeros productos suelen representar más de las tres cuartas partes de nuestras ventas totales a Irán. Y los dos primeros capítulos, maquinaria específica y otros bienes de equipo, suponen el 58% del valor total exportado por España a Irán.

Los datos para 2012 son: maquinaria específica (32%), otros bienes de equipo (26%), productos químicos (12%), hierro y acero (6%), componentes automóvil (6%), productos pesqueros (2%). Los alimentos, elaborados o no, y la ropa y confección, no tienen aportación significativa.

Respecto al efecto de las sanciones sobre la composición de las exportaciones españolas, destaca la gran caída de la exportación de tuberías para la industria petroquímica iraní, así como, en menor proporción, la bajada de los componentes para automóvil. Las ventas de maquinaria han descendido, pero manteniendo la proporción de otros años sobre ventas globales.

Por lo que se refiere a las compras españolas a Irán, éstas se centraron casi exclusivamente en los combustibles minerales, seguidas muy de lejos, datos de 2011, por café (0,7 del total %), frutas (0,5%), fundición hierro y acero (0,4%) y plásticos (0,3%).

Las compras españolas de hidrocarburos a Irán oscilaron entre los 1,535 M€ de 2007 y los 4.025 M€ en 2011, cuando se alcanzó el 14% del total de importaciones de crudo español antes indicado. Las importaciones españolas de Irán entre enero y mayo de 2012 tuvieron un valor total 482,6 M€, en su inmensa mayoría petróleo (31.859 barriles día). A partir de julio de 2012 ya no se importó petróleo alguno y, teniendo en cuenta la composición de las exportaciones iraníes a España, las ventas de Irán pasaron por tanto a ser insignificantes.

Hasta mayo de 2012 Irán se situaba, con el 1,54% del total de nuestras compras, en el número 14 en el ranking mundial de proveedores de España. A partir de esa fecha ha retrocedido hasta puestos del final de la tabla global.

Relaciones económicas bilaterales en materia de energía

Antes de las sanciones y de la plasmación de sus efectos prácticos en julio de 2012, con la paralización total de las importaciones españolas de hidrocarburos iraníes, cabía diferenciar entre el petróleo y el gas. Las compras de petróleo constituían en 2011 entre el 95 y el 98% de las compras españolas a Irán, situándose en torno de los 137.720 barriles/día, lo que equivale a un 13,8% en 2011 del total de importaciones de crudo y situaban a Irán como nuestro tercer proveedor.

En el ámbito del gas, destaca el contrato de servicios de SOCOIN. Y de los tres principales proyectos iraníes para licuefacción de gas natural, España tiene intereses en uno de ellos, Irán LNG (SOCOIN). Éste es un ámbito que lógicamente se ha visto afectado por las sanciones.

En cuanto a los viejos contratos firmados por SERCOBE, hay que indicar el interés comercial que tenían los acuerdos que suponen una línea de suministro para la NPC (petroquímica). Con las sanciones este campo también está paralizado.

Acuerdos económicos

El Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (APPRI) fue firmado en octubre 2002 y entró en vigor el 13 de julio de 2004.
El Acuerdo para Evitar la Doble Imposición de julio 2003 entró en vigor en enero de 2006, aunque su publicación en el BOE es de 2 de octubre del mismo año.

3.3 Cooperación

Irán nunca ha tenido acuerdos de cooperación al desarrollo con España. Irán no tiene programa financiero con España, ni tampoco procede, dado su nivel de renta per cápita, situado en la parte alta de países de renta media. Hay que recordar que Irán ha experimentado en los últimos 30 años el segundo mayor avance mundial dentro de su grupo en términos del Indicador de Desarrollo Humano, solo superado por Corea del Sur. En cualquier caso, a partir de la Resolución 1747 de NNUU de 24 de marzo de 2007, y en virtud de lo estipulado en su punto 7, no es posible conceder a Irán financiación concesional excepto por razones humanitarias.

3.4 Relación de visitas en ambos sentidos (10 últimos años)

Visitas de autoridades iraníes a España
Ministros de Asuntos Exteriores

25-05-2004 Kamal Jarrazi, Madrid
14-06-2006 Manuchehr Mottaki, Madrid
01-03-2007 Manuchehr Mottaki, Madrid
12-07-2010 Manucher Motraki, Madrid

Otras autoridades

05-07-2004 Morteza Moballegh, Viceministro de Interior, Madrid
22-11-2004 Seyed Hossein Marashi, Vicepresidente de Irán. Asistió junto al entonces Ministro de Industria, José Montilla, al Encuentro Empresarial Hispano- Iraní en Zaragoza.
07-07-2006 Alí Lariyani, Secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Madrid.
06-09-2006 Alì Lariyani, Secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Madrid.
27-09-2006 Manouchehr Mohammadi, Viceministro de Asuntos Exteriores, Madrid.
15-11-2006 Comisión Parlamentaria, Madrid.
06-02-2007 Rahim Mashaci, Vicepresidente, Madrid.
31-05-2007 Alì Lariyani, Madrid 2
3-01-2014 Alí Nayafí, Vicepresidente de Irán, asistencia a Fitur y almuerzo con Maec, Madrid
01-02-2014 Mehdi Danesh Yazdi, Viceministro AA.EE., encuentro con SEAEX, Madrid

Visita de autoridades españolas a Irán
Ministros de Asuntos Exteriores

10-01-2004 Ana Palacio, vista tras terremoto, Bam
01-03-2014, José Manuel García-Margallo y Marfil, Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Teherán

Otras autoridades

02-05-2005 Delegación del Congreso de los Diputados, presidida por Josep Antonio Durán i Lleida, Teherán
31-08-2006 Felipe González, ex-presidente del Gobierno, visita privada, varias ciudades
17-12-2013, Manuel Gómez-Acebo, DG MAMOP, Teherán 1
5-07-2014, Visita de Josep Antonio Durán i Lleida a Teherán

3.5. Relación de declaraciones, tratados y acuerdos firmados

12-03-1956 Tratado de amistad y establecimiento (BOE 19-12-57)
24-11-1958 Convenio cultural (BOE 11-5-68)
11-07-1973 Acuerdo de comercio y cooperación económica. (BOE 11-10-74)
24-06-1996 Acuerdo sobre transporte aéreo (BOE 20-9-99)
07-02-1999 Acuerdo sobre transporte internacional por carretera.
29-10-2002 Acuerdo para la promoción y protección recíproca de inversiones (BOE: 10-8-2004).
19-07-2003 Acuerdo para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en materia de impuestos sobre la renta y en el patrimonio. En vigor desde el 30-1-2006 (BOE: 2-10-2006)

3.5. Datos de la Representación

Embajada en Teherán

Cancillería: Darrous, Boulevard Shahrzad, Shadi Street, First East Lane
Teléfonos: +98.21.225.68 681/682/683/684.
FAX: +98.21.225.68.18.
Web: www.maec.es/embajadas/teheran/es/home
Correo electrónico: [email protected]

Sugerencias y comentarios

Si consideras que hay algún error en el texto o deseas aportar información para mejorarlo puedes enviarnos un comentario a través del siguiente formulario. Agradecemos tu colaboración.