Bandera de la República Democrática del Congo

República Democrática del Congo

República Democrática del Congo

1. DATOS BÁSICOS

1.1. Características generales

Nombre oficial: República Democrática del Congo.

Superficie: 2.345.000 km².

Límites: Angola (también con el enclave angoleño de Cabinda), República del Congo (Congo-Brazzaville), República Centroafricana, Sudán, Uganda, Ruanda, Burundi, Tanzania y Zambia.

Población: 69,3 millones de habitantes (estimado The Economist Intelligence Unit, 2014)

Capital: Kinshasa, 9,757 millones de habitantes (The Economist Intelligence Unit, 2014)

Otras ciudades: Lubumbashi (1,872 millones); Mbuji-Mayi (1,745 millones); Kananga (1,111 millones); Kisangani (971 millones); Bukavu (862 millones).

Idioma: El idioma oficial es el francés. Además hay cuatro idiomas nacionales:Lingala, Swahili, Tshiluba y Kikongo.

Religión: No existe religión oficial. La inmensa mayoría de sus ciudadanos practican distintas modalidades de cristianismo, si bien la más extendida sigue siendo la católica. Existe un auge creciente de diversos cultos evangelistas (églises du réveil) y del kimbanguismo, una corriente cristiana fundada por el llamado profeta congoleño Simon Kimbangu. Existe asimismo una minoría musulmana, principalmente en el noreste del país.

Moneda: Desde el 30 de junio de 1998, la unidad monetaria es el Franco Congoleño (FC), cuya paridad con el euro es a 8 de julio de 2015, de 1.012,78, y con el dólar de 926,30

Forma de Estado: La RDC es una república unitaria. La Constitución promulgada en febrero de 2006 la define como un “Estado de derecho, independiente, soberano, unido e indivisible, democrático y laico”.

División administrativa: La RDC se divide en 11 provincias (BasCongo, Kinshasa, Bandundu, Kasai Occidental Kasai Oriental, Équateur, Provincia Oriental, Katanga, Maniema, Kivu Norte y Kivu Sur). La Constitución de 2006 prevé el paso de 11 a 26 provincias. Para ello se ha aprobado una ley en mayo del 2015 y se espera que se pueda aplicar en los próximos meses, procediendo a la creación de las nuevas provincias. Esta ley sin embargo, es muy criticada por la Oposición, que la considera una maniobra electoral del Gobierno.

1.2. Geografía

La RDC está situada en el corazón del continente africano, entre los paralelos 5 Norte y 14 Sur y los meridianos 8 Oeste y 33 Este. El país está en su mayor parte drenado por la cuenca del río Congo, el segundo del mundo por su caudal y el quinto por su longitud. Son también importantes algunos de sus afluentes como el Ubangui y el Kasai. En cuanto al relieve, la planicie del Congo es una inmensa meseta cuyo punto más bajo se sitúa al norte (unos 300 m) y el más elevado al sur, en Katanga (unos 1.500 m). En la zona cercana a la desembocadura del río Congo se encuentran los Montes de Cristal paralelos al Atlántico (1.050 m); al oeste, el Macizo de Mayombe; al este, el Congo se hace parte del África de los Grandes Lagos (Tanganika, Kivu, Eduardo), alcanzando sus más altas cotas en los Macizos de Ruwenzori o Montañas de la Luna (5.000 m) y Virunga (3.000 m). La vegetación es en su mayor parte la correspondiente a la selva ecuatorial. En los dos Kasais y Katanga la vegetación es de sabana, mientras que en los dos Kivus es más bien alpina.

1.3. Indicadores sociales

Densidad de población: 28,92 habitantes por km².

Renta per cápita: $453,00 INB del Banco Mundial (diciembre 2014)

Coeficiente de GINI: 44.4

Tasa de alfabetización de mayores de 15 años (ambos sexos): 65,8% IDH 2014.

Mortalidad de menores de 5 años: 146 por cada mil nacidos vivos (IDH 2014).

Esperanza de vida al nacer: Mujeres 51,8 años; Hombres 48,2 años. (IDH 2014),

Población urbana: 35,4% (IDH 2014).

Ranking IDH del PNUD: 186º, penúltimo antes de Níger. IDH 2014.

Índice Doing Business BM 2015: 172º en 2015 (mejora 16 puestos).

Índice sobre percepción de corrupción Transparency International 2014: 154º en 2014 de 175 países.

1.4. Estructura del PIB

Estructura del PIB República Democrática del Congo

1.5. Coyuntura económica

Síntesis

La RDC se encuentra en pleno proceso de consolidación institucional y ello está teniendo su efecto en el plano económico. Tras la crisis financiera y una vez concluido en junio de 2010 el acuerdo para la cancelación de deuda externa, la RDC ha adoptado una política macroeconómica ordenada y ha aprobado ciertas medidas para la racionalización del clima de negocios, cuyos efectos aún están lejos de ser visibles.

Aunque las posibilidades de negocio son muy grandes, también son grandes los desafíos a los que hay que enfrentarse, tanto en lo que a infraestructuras como a seguridad jurídica se refiere.

Desarrollo

La RDC se encuentra inmersa en un proceso de reformulación de su política económica de cara a intentar corregir las graves carencias que venía sufriendo como consecuencia de los conflictos armados, la inestabilidad y décadas de crecimiento negativo.

En 2008-2009, y en paralelo a la crisis económica mundial, la economía congoleña, muy poco diversificada, atravesó un período de recesión como consecuencia de la disminución en la demanda y en los precios de los principales productos de exportación (cobre, cobalto, diamante, petróleo y madera) y la consecuente descapitalización de las grandes empresas mineras.

En 2010 la RDC alcanzó el punto de culminación en el marco de la iniciativa de PPME, lo que permitió que el Club de París formalizase la condonación del 97,6% de la deuda externa que la RDC tenía contraída con el Club por un importe cercano a los 7.500 millones de dólares.

La RDC ha alcanzado crecimientos del PIB de 7,2 y 6,9 en los años 2011 y 2012, del 8,5 en el 2013 y de un 8,7% estimado en el pasado 2014.

En la actualidad, el Gobierno de la RDC está llevando a cabo un plan de desarrollo de infraestructuras básicas, denominado “Les Cinq Chantiers”. La mayor parte de este programa, por valor de 9.000 M USD, está siendo ejecutado por empresas estatales chinas, a resultas de un macrocontrato de infraestructuras a cambio de minerales suscrito entre éstas y la RDC. Sin embargo, el índice de ejecución es muy bajo.

En enero de 2012 entró en vigor en la RDC el impuesto sobre el valor añadido (IVA, TVA en sus siglas en francés), cuya paulatina implantación continúa en marcha.

También en 2012 se produjo la ratificación de los instrumentos de la Organización para la Armonización del Derecho Mercantil en África (OHADA) con el fin de incrementar la confianza de los inversores internacionales y mejorar la seguridad jurídica. No obstante, la RDC tendrá muchas dificultades para ponerlo en práctica.

El actual Gobierno de Matata Ponyo pretende mantener su política de estabilidad macroeconómica, intentará mejorar el clima empresarial y atraer inversión extranjera, así como mejorar la eficacia de las inversiones públicas. Como principales obstáculos encuentra la corrupción, y el deficiente funcionamiento de la función pública, en especial de la judicatura y la policía. También es un gran problema la ausencia de la presencia del Estado en amplias zonas del país.

Las reformas económicas de este Gobierno, que cuenta con la asistencia técnica y el seguimiento estrecho del FMI y el Banco Mundial, parecen alimentar las perspectivas de una modernización a largo plazo del país.

En los Presupuestos aprobados para 2015 destaca la intención de completar el pago e incrementar los salarios de los funcionarios y racionalizar los impuestos. Matata Ponyo intenta mantener la estabilización del cuadro macroeconómico, para lo cual es fundamental mantener el aumento en la recaudación y conseguir ejecutar el presupuesto. En el 2014 la tasa de ejecución no superó el 60%, siendo especialmente débil la tasa de gasto en inversión pública. El Presupuesto prevé uno gastos de unos 8.900 millones de dólares (Un 1,1% más que en el 2.014)

Los desafíos a los que se enfrenta la RDC son enormes y un presupuesto de unos 9.000 millones de dólares es a todas luces insuficiente (menor que el de de la República del Congo, con 18 veces menos de población). Este país necesitaría un presupuesto muchísimo mayor para atender a las necesidades de su población y de su enorme territorio y poder aspirar a un desarrollo sostenido, pero se encuentra atrapado por la falta de estructura fiscal. De hecho la RDC hasta la introducción del IVA hace tan sólo dos años, recaudaba fundamentalmente a través de las aduanas y las concesiones administrativas.

Es un gran logro de la Administración del primer ministro Matata Ponyo la recaudación significativa por primera vez de impuestos como el IVA o el IRPF.

1.6. Comercio Exterior

La RDC, que pertenece al grupo de PMA (Países Menos Adelantados), se beneficia de la iniciativa EBA (Everything But Arms) y pertenece al sistema SPG (Sistema de Preferencias Generalizadas) de la UE. La RDC es Estado miembro de CEEAC, COMESA y SADC. Además, la RDC es miembro de pleno derecho de la OMC desde el 1 de enero de 1997.

1.7. Distribución del comercio por países

Distribución del Comercio por Países República Democrática del Congo

1.8. Distribución del comercio por productos

Distribución del Comercio por Productos República Democrática del Congo

 

2. SITUACIÓN POLÍTICA

2.1 Política interior

Sistema político

La RDC es una república unitaria. La Constitución promulgada en febrero de 2006 la define como un “Estado de derecho, independiente, soberano, unido e indivisible, democrático y laico”. De acuerdo con ésta, las instituciones de la República son:

• el Presidente de la República.
• el Parlamento.
• el Gobierno.
• los Juzgados y Tribunales.

El Presidente de la República es el Jefe del Estado. Es elegido por sufragio universal directo para un período de cinco años, reelegible en una sola ocasión. Es el encargado de nombrar al Primer Ministro en el seno de la mayoría parlamentaria. El Gobierno está compuesto por el Primer Ministro, los ministros, los vice-ministros, y en su caso los vice-primeros ministros, los ministros de Estado y los ministros delegados.

El poder legislativo es ejercido por el Parlamento, que se compone de dos cámaras: la Asamblea Nacional (490 diputados) y el Senado (112 senadores). Los diputados son elegidos por sufragio universal directo y secreto, mientras que los senadores lo son por las Asambleas Provinciales, en ambos casos por un período de cinco años reelegibles.

El poder judicial es independiente y está dirigido por el Consejo Superior de la Magistratura.

A nivel territorial, la Constitución prevé el paso de las actuales 11 a un total de 26 provincias (25 más la ciudad de Kinshasa), que deben ser administradas por un Gobierno provincial y una Asamblea Provincial. Son entidades con personalidad jurídica propia, libertad de administración y autonomía en la gestión de sus recursos. La nueva división administrativa aprobada por la Constitución acaba de ser aprobada por ley y se espera que en los próximos meses se realice la división en 26 provincias.

Situación política reciente

El noviembre de 2011 se celebraron elecciones presidenciales y legislativas. El Presidente Kabila fue reelegido por un segundo mandato de 5 años, con un 48,95% de los votos frente al 32,33% de su opositor E. Tshisekedi. Éste no aceptó los resultados y se autoproclamó vencedor de las elecciones.

En las elecciones se produjo una importante participación ciudadana, aunque se produjeron problemas de organización y con las listas electorales, que presentaban numerosas ausencias, e incidentes de violencia aislados en Katanga y en Kasai.

La Misión Electoral de la UE señaló en su informe que durante la campaña electoral se habían producido múltiples atentados contra las libertades, especialmente la libertad de expresión y la libertad de manifestación, así como denuncias de detenciones de candidatos. También denunció que los representantes de los partidos políticos no habían tenido acceso a los Centros locales de compilación de resultados de la CENI, y que otras irregularidades y fraudes constatados ponían en cuestión la confianza en los resultados anunciados por la CENI y su credibilidad.

En las elecciones legislativas, la Mayoría Presidencial obtuvo una cómoda mayoría absoluta, con 341 escaños; la oposición 119 escaños. PPRD y MSR se confirman como principales partidos de la MP. UDPS, MLC (que sufre importante descenso) y UNC se constituyen como principales partidos de oposición. En todo caso se confirma un pluripartidismo extremo en la composición de la misma, con casi 100 partidos representados, al margen de casi una veintena de independientes.

El Gobierno de Muzito dimitió el 7 de marzo, y durante semanas el país estuvo sin Gobierno mientras se desarrollaba un interminable proceso de negociaciones. Finalmente, el 18 de abril el Presidente Kabila nombró Primer Ministro a Agustín Matata Ponyo, de 47 años, quien había sido Ministro de Finanzas en el Gobierno anterior.

Matata Ponyo llegaba con el prestigio de haber sido la principal figura detrás del rigor macroeconómico de los últimos años en el marco de los acuerdos con el FMI y el BM que permitieron la condonación de la deuda externa en 2010.

El nuevo Ministro de Asuntos Exteriores, Raymond Tshibanda, era en el anterior Gobierno Ministro de Cooperación Internacional, y negociador de los Acuerdos de Goma de 2009. Con Matata Ponyo ambas carteras se fusionaron en Tshibanda.

El Gobierno de Matata Ponyo se propuso como principal objetivo la estabilización macroeconómica mediante una política presupuestaria y monetaria rigurosa y emprendió en los primeros meses de su mandato reformas importantes dentro de la función pública de las cuales la de efectos más visibles fue la del pago de salarios a través de transferencia bancaria.

Los esfuerzos en los frentes político y económico se vieron ensombrecidos con el reinicio de la guerra en el Este. Después de que en 2009 se intentara cerrar el conflicto con los rebeldes del CNDP con el Acuerdo firmado en Goma que abría la puerta a la reintegración de los combatientes en las FARDC, una buena parte de esos mismos combatientes desertó en abril y formó un nuevo grupo, el M23, en alusión a la firma de los Acuerdos de Goma el 23 de marzo de 2009.

Los sucesos comenzaron con la deserción de unos 300 militares de las FARDC que procedían del CNDP. La rebelión fue desatada por las noticias de la posible detención del ex jefe de Estado Mayor del CNDP y en ese momento General de las FARDC, Bosco Ntaganda, con mandato de arresto del TPI desde 2006.

A partir de mediados de mayo los rebeldes pasaron a estar dirigidos por Sultani Makenga, hasta entonces Jefe adjunto de operaciones de las FARDC en Kivu Norte, y fueron ocupando con relativa facilidad una parte importante de esta provincia, incluyendo la ciudad de Rutshuru, así como la región de Ituri, en la Provincia Oriental.

El inicio de de la sublevación tuvo como consecuencia que las FARDC suspendieron las operaciones contra el FDLR y otros grupos rebeldes. El vacío de seguridad permite a esos grupos beneficiarse e incrementar sus actividades de pillaje y extorsión, haciendo que en amplias regiones del Este de la RDC se haya agravado el sufrimiento de la población y el número de desplazados.

A pesar de haber contenido la rebelión en un primer momento, las FARDC pronto se mostraron incapaces de reducirla militarmente. El Gobierno denunció que la resistencia del M23 no se podría explicar sin apoyo desde el territorio ruandés.

El M23 organizó en las zonas ocupadas su propia administración local y estableció un sistema de recaudación de impuestos.

El Gobierno de la RDC, consciente del apoyo que el M23 recibía de los vecinos países de Ruanda y Uganda (como confirmó un informe del grupo de expertos de Naciones Unidas) llevó el asunto a la Conferencia Internacional de la Región de los Grandes Lagos, que fue celebrando sucesivas cumbres extraordinarias para buscar una solución.

A partir de mediados de noviembre el M23 empezó a realizar movimientos hacia Goma. Las fuerzas gubernamentales abandonaron posiciones sin combatir, lo que impidió la intervención de MONUSCO, que por su mandato no podía actuar en solitario contra los rebeldes, salvo en legítima defensa.

Una fuerza de 3.000 hombres del M23, con armamento moderno avanzó hacia Goma y después de algunas escaramuzas contra las FARDC, a las que apoyaban helicópteros artillados de MONUSCO, el 20 de noviembre entraron en la capital de Kivu Norte sin encontrar resistencia. Poco después ocupaban la población de Sake, que abría la ruta hacia Bukavu, capital de Kivu Sur.

La retirada de las FARDC dio lugar a uno de los episodios más condenables en la larga historia de violaciones de Derechos Humanos en el país. En su paso por la población de Minova, los militares congoleños cometieron más de cien violaciones de mujeres y niñas. Desde entonces la comunidad internacional viene exigiendo que los culpables sean sometidos a la Justicia.

Ante la incapacidad de derrotar militarmente al M23, el Gobierno congoleño aceptó iniciar conversaciones con los rebeldes. Por el hecho de estar ejerciendo la Presidencia de la CIRGL, el Presidente Museveni, de Uganda, acogió en Kampala las conversaciones entre las dos partes, bajo la mediación del Ministro de Defensa ugandés, sin grandes resultados, salvo la retirada previa del M23 de Goma.

La implicación de la comunidad internacional en la búsqueda de una solución para el conflicto en el Este dio un salto cualitativo con la firma en Addis Abeba del Acuerdo Marco para la paz, la seguridad y la cooperación en la República Democrática del Congo y la región, el 24 de febrero de 2013.

El Acuerdo Marco quiere atacar las raíces del conflicto y trata de cuestiones tales como la reforma del sector de seguridad en la RDC, la cooperación económica regional, y el respeto a la integridad territorial de los países de la región. También anuncia “una revisión estratégica” de MONUSCO con el fin de reforzar su apoyo al Gobierno congoleño para hacer frente a los desafíos de seguridad y favorecer la expansión de la autoridad del Estado.

El Acuerdo de Addis Abeba crea un complejo Mecanismo de Seguimiento Regional, “11+4”, del que forman parte los líderes de once países de la región más los responsables de la Unión Africana, la CIRGL, la SADC y la ONU, y en el que también participan la Unión Europea, Bélgica, Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

Poco después de la firma del Acuerdo, y probablemente como consecuencia de éste, el M23 sufrió una fuerte división interna en dos grupos. Después de enfrentamientos armados entre ambos, el encabezado por Sultani Makenga derrotó a la facción de Jean-Marie Runiga, quien se refugió con 200 o 300 de los suyos en Ruanda.

A continuación, Bosco Ntaganda, ex General de las FARDC y líder en la sombra del M23 pero identificado con la facción de Runiga, se entregó en la Embajada de Estados Unidos en Kigali y pidió ser trasladado al Tribunal Penal Internacional de La Haya, que había emitido dos mandatos de arresto contra él.

Otro paso importante fue la resolución 2098 del Consejo de Seguridad, aprobada por unanimidad el 28 de marzo, por la que se renovaba el mandato de MONUSCO por un año más y se le dotaba de una Brigada Especial de Intervención (BEI), que comprendería tres batallones de infantería, una compañía de artillería, una fuerza especial y una compañía de reconocimiento y que tendría como responsabilidad el neutralizar los grupos armados que operan en el Este de la RDC.

La brigada cuenta con 3.069 hombres provenientes de África del Sur, Tanzania y Malawi, principalmente. Su creación el refuerzo del mandato de MONUSCO fueron muy bien recibida en la RDC, tanto en medios oficiales como entre la población, y abrió las esperanzas a una pronta resolución del conflicto. También reforzó la posición del Gobierno frente a los rebeldes en las conversaciones de Kampala.

También fue bien recibido el nombramiento de una Enviada Especial del Secretario General de Naciones Unidas, que recayó en la irlandesa Mary Robinson, que desarrolló una intensa labor diplomática para la puesta en práctica del Acuerdo de Addis Abeba y de los Mecanismos Regional y Nacional de Seguimiento previstos en el mismo. La Sra. Robinson fue sustituida en el 2014 por el diplomático y ex ministro argelino Said Djinnit.

A pesar de las iniciativas diplomáticas, los combates se reanudaron durante los meses de julio y agosto. En esta ocasión, las FARDC, con el apoyo de la Brigada de Intervención de MONUSCO, consiguieron hacer retroceder a los rebeldes unos 20 kilómetros hacia el norte y tomar posiciones clave para la defensa de Goma. En la nueva efectividad tanto de las FARDC como de las tropas de MONUSCO ha jugado un papel esencial el cambio de responsables. Por un lado, el nombramiento del General Olenga como Jefe del Estado Mayor del Ejército elevó la moral de las tropas, sobre todo después de su decisión de enviar a su casa a los soldados provenientes del proceso de reintegración del CNDP.

Asimismo, el General Santos Cruz, desde julio de 2013 Jefe de la Fuerza de MONUSCO, con gran experiencia en la Misión de la ONU en Haití, dio un nuevo dinamismo a las operaciones de los cascos azules.

En octubre, tras una nueva suspensión de las negociaciones en Kampala, se reanudaron las hostilidades y, tras fuertes combates, las FARDC con apoyo de MONUSCO derrotaron al M23 que anunció el fin de sus actividades a principio de diciembre.

El 12 de diciembre se firmaron en Nairobi tres documentos: sendas declaraciones del Gobierno de la RDC y del M23 y un comunicado conjunto de la CIRGL y la SADC que consagra el fin de las negociaciones de Kampala, y recoge los puntos acordados sobre amnistía, desarme, desmovilización, retorno de refugiados y desplazados, reconciliación, mecanismos de evaluación y puesta en práctica y disolución del M23.

Paralelamente, el Presidente Kabila anunció a finales de junio del 2013 la apertura de un proceso de Concertaciones Nacionales, un diálogo interno congoleño para que Mayoría Presidencial, oposición y sociedad civil pudieran colaborar en la creación de un marco político estable.

Las recomendaciones elaboradas por los grupos de trabajo fueron presentadas por el Presidente Kabila a la Asamblea Nacional y el Senado reunidos en sesión conjunta y a continuación el Primer Ministro Matata Ponyo anunció a sus ministros que se encontraban en funciones hasta la composición de un nuevo gobierno de unidad nacional con la participación de la oposición, que, sin embargo, no se formó hasta diciembre del 2014.

El año 2013 se cerró con unos graves incidentes. El 30 de diciembre la sede de la Radio Televisión Nacional Congoleña, el Estado Mayor General y el Aeropuerto Internacional de N’Djili fueron atacados por grupos contrarios al Presidente Kabila que se identificaron como seguidores del líder religioso y candidato presidencial en 2006, Paul Joseph Mukungubila, originario de la provincia de Katanga. Incidentes de menor entidad se reprodujeron en otras ciudades, incluida Lubumbashi. Los ataques fueron rechazados por las Fuerzas de Seguridad que en unas tres horas recuperaron el control de los puntos atacados. Más de cien asaltantes resultaron muertos como consecuencia de las acciones de las Fuerzas de Seguridad.

El año 2014 estuvo marcado por tres circunstancias :

1.- La falta de solución al problema de seguridad en el Este, ya que pese a la desmovilización del M23 y la rendición de otros grupos como El Frente Nacional de Ituri o el Frente para la Liberación de Burundi, a lo largo del 2014 fracasó el plan de desmovilización del principal grupo guerrillero, el ruandés FDLR, cuyos lideres optaron por mantenerse como grupo armado en tanto no se produzcan negociaciones políticas con el Gobierno de Ruanda. Sólo se desmovilizaron unos trescientos combatientes, (un 15% del total) y se entregó material obsoleto. También fracasó el plan de repatriación a Ruanda (Un solo excombatiente) El ultimátum lanzado por la SADC y la CIRGL que fijaba el día de dos de enero para el desarme del grupo ha pasado, por lo que se espera (Declaración del Consejo de Seguridad de 8 de enero 2015) una ofensiva militar de las FARDC y la MONUSCO para desarticular finalmente al FDLR.
Mucho más preocupante desde el punto de vista de la violación de los derechos humanos de la población civil fue el nuevo brote de violencia que sacudió la zona de Beni, a cargo del grupo, originalmente ugandés e islámico, ADF-NALU, que en acciones aisladas, dirigidas casi siempre contra la población civil causó más de 250 victimas mortales y un gran número de heridos, sin que las tropas de las FARDC llegaran a conseguir enfrentarse con los guerrilleros. El ADF ha optado por una estrategia más cercana al terrorismo que al enfrentamiento armado, lo que dificulta notablemente la capacidad de reacción del Ejercito congoleño y la MONUSCO.

2.- Elecciones Presidenciales: Que han sido fijadas por ley para el año 2016. Sin embargo, se ha producido un amplio debate sobre la posibilidad de que el Gobierno presente una propuesta de reforma de la Constitución para permitir que el Presidente Kabila se pueda presentar como candidato a un tercer mandato consecutivo, algo que la actual Constitución prohíbe expresamente. Aunque la posibilidad está ahí, finalmente el Gobierno optó por presentar, ya en enero del 2015, una ley de reforma de los procesos electorales de carácter técnico, que sin embargo, en una de sus disposiciones establece la posibilidad de retrasar las elecciones presidenciales hasta contar con un nuevo censo electoral. El actual censo es de 1984 y se calcula que pueden faltar entre diez y quince millones de personas. Esta era precisamente una de las principales exigencias de la Oposición, pero ahora el Gobierno puede utilizarla para retrasar considerablemente las elecciones, ya que la elaboración de un nuevo censo es un proceso muy costoso y lento en un país tan grande como la RDC y donde amplias zonas no están bajo el control directo del Estado congoleño.

3.- La provisionalidad, a lo largo de todo el año, del Gobierno Matata provocó un bloqueo en el proceso de toma de decisiones que afectó los planes económicos del Primer Ministro y muy en especial el desarrollo de las infraestructuras, que se paralizó significativamente.

En enero del 2015 el Gobierno presentó una ley de reforma política con una disposición que permite retrasar las elecciones presidenciales y legislativas, previstas para el año 2016, hasta que se complete el censo electoral. Esta ley, rechazada unánimemente por la oposición ha causado graves disturbios en Kinshasa y otras ciudades, con un gran número de victimas por disparos de la policía, en muchos casos contra saqueadores de establecimientos comerciales.
Finalmente, y tras el rechazo del punto polémico del artículo 8 por el Senado, la Asamblea Nacional aceptó retirar esta disposición, tal como pedía la oposición.

A lo largo del primer semestre del 2015 el Presidente ha mantenido consultas políticas con determinados partidos y figuras de la sociedad civil para estudiar un posible lanzamiento de un Diálogo Político Nacional, aunque es poco probable que se realice con éxito si la Oposición persiste en su negativa a participar.

La gran prueba pendiente son la celebración de las elecciones locales y provinciales, previstas en principio para octubre del 2015

Biografías
Joseph Kabila Kabange – Jefe de Estado

Primogénito de Laurent Désirée Kabila, nació en Tanzania en 1970. Completó su Escuela Secundaria en Tanzania y después se unió a las fuerzas dirigidas por su padre poco antes de que éste lanzara, en octubre de 1996, la rebelión que derrocaría finalmente al Mariscal Mobutu.

A finales de 1996 se hizo cargo del planeamiento de las ofensivas de las unidades militares de la Agrupación de Fuerzas Democráticas del Congo (AFDLC), apoyadas por tropas regulares de Ruanda, Uganda y Angola, que operaban desde Goma, en el este de la RDC.

Al ser derrocado en mayo de 1997 el régimen de Mobutu, fue nombrado por su padre jefe adjunto del Estado Mayor de las nuevas Fuerzas Armadas Congolesas. A finales de ese año aprovechó una beca del Gobierno chino y viajó a Pekín para realizar estudios militares superiores, si bien tuvo que regresar junto a otros jóvenes oficiales congoleños, cuando seis meses más tarde estalló la rebelión de los banyamulengues o tutsis congoleños contra su padre. En 1999, tras el estallido de la guerra civil, Laurent Kabila ascendió a su hijo a General.

Tras la muerte de su padre en un atentado, el 16 de enero de 2001, tomó el control del poder civil y militar. El 24 de enero, el Parlamento de la RDC le ratifica como nuevo líder del país y como Comandante supremo de las Fuerzas Armadas Congoleñas. En abril de ese mismo año, cesó a todos los ministros y formó un nuevo Gobierno con tecnócratas, sin incluir a ningún colaborador de su padre.

En agosto inició el llamado “Diálogo congoleño”, con el objetivo de poner fin a la guerra, y en 2003 formó el primer Gobierno de transición hasta la celebración de elecciones, según el esquema definido tras los acuerdos de paz que pusieron fin a la guerra civil. En junio de 2004 tuvo que hacer frente a un intento de golpe de Estado.

Finalmente, el 15 de noviembre de 2006 fue proclamado vencedor en segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 29 de octubre, las primeras libres y plurales celebradas en más de 40 años, en las que obtuvo el 58,05% de los votos, mientras su rival, el vicepresidente Jean-Pierre Bemba, reunió el 41,95% de los sufragios.

En las elecciones de 28 de noviembre de 2011, con el apoyo político de la plataforma Mayoría Presidencial, J. Kabila obtiene la victoria con el 48,95% de los votos, frente a su principal rival E. Tshisekedi, que alcanza el 32,33%.
Está casado con la Sra. Olive Lembe y tiene cuatro hijos.

Augustin Matata Ponyo Mapon – Jefe de Gobierno

Nombrado Primer Ministro el 18 de abril de 2012, Augustin Matata Ponyo Mapon era desde el 19 de octubre de 2010 Ministro de Finanzas en el anterior gobierno y, con anterioridad, de 2003 a 2010, desempeñó el cargo de Director General de la Oficina Central de Coordinación del Banco Central del Congo, desde donde cimentó buenas relaciones con FMI y BM.

Matata Ponyo, nacido en Kindu (Maniema) el 5 de junio de 1964, es percibido como un tecnócrata con gran capacidad de trabajo, especialista en política monetaria. Matata Ponyo trabajó como profesor asistente en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Kinshasa. Ha publicado artículos de investigación sobre la hiperinflación, el déficit público y las instituciones monetarias.

Raymond Tshibanda – MINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES

Nacido en Kasai en 1950, Raymond Tshibanda cursó estudios de Ciencias Políticas en la Universidad de Lubumbashi, así como estudios de postgrado en Economía en EEUU.
Durante años ha trabajado en distintas agencias de Naciones Unidas como funcionario internacional, entre las que destaca su paso por el ACNUR como Administrador Principal de Programas.
Raymond Tshibanda fue asesor y Director de Gabinete en varios ministerios antes de ser nombrado Ministro de Turismo, Medioambiente y Conservación de la Naturaleza entre 1996 y 1997.
Durante los diversos gobiernos del periodo de transición iniciado en 2003, Raymond Tshibanda ocupó el puesto de Ministro de Planificación. En marzo de 2007 fue nombrado Director de Gabinete del Presidente de la República, puesto que ocupará durante un año, al ser nombrado en 2008 Ministro de Cooperación Internacional y Regional.
El 28 de abril de 2012, Raymond Tshibanda es nombrado al frente del Ministerio de Asuntos Exteriores, Cooperación Internacional y Francofonía, cartera que fusiona el Ministerio del que él era responsable con el de Asuntos Exteriores.

2.2. Política exterior

La Política Exterior de la RDC está condicionada por los procesos de paz post-conflicto, en los que está implicada la comunidad internacional. La intervención de ésta ya fue decisiva para el avance en el proceso de transición hacia la democracia que culminó con la Constitución de 2006, pero que todavía tiene muchos capítulos pendientes. Esta actuación de la comunidad internacional es tanto militar como política y financiera.

La RDC continúa dependiendo enormemente de la ayuda exterior. Francia, Bélgica, Estados Unidos y el Reino Unido –así como la Unión Europea- han sido los más comprometidos con el proceso de transición y, de hecho, son los que mayores fondos aportan a la reconstrucción del país. A ellos hay que añadir las importantes contribuciones de Suecia y Países Bajos a la Reforma del Sector Seguridad.

La Misión de Naciones Unidas en la RDC (MONUSCO) tiene, tras la sucesiva renovación de su mandato, cerca de 20.000 soldados que intentan mantener la paz en el este del país y proteger a la población civil, la mayor operación de NNUU en el mundo. De hecho, la importancia radical de esta misión para la Organización motivó que la primera visita bilateral del nuevo Secretario General de NNUU, Ban-Ki-moon, desde su toma de posesión fuera, precisamente, a la RDC.

Es la mayor y más cara operación de Naciones Unidas y aunque esta prevista su reducción paulatina, el desarrollo de los acontecimientos no permite por ahora ninguna reducción.

De hecho, desde hace varios meses existe una gran crisis en las relaciones entre la Misión y el Gobierno congoleño al bloquearse toda la cooperación por el nombramiento realizado por el presidente Kabila de dos generales “codigo rojo”, es decir sospechosos de graves violaciones de ddhh para dirigir la ofensiva contra el FDLR.

El Gobierno congoleño no parece muy conforme con la resolución del Consejo de Seguridad 2211, aprobada el pasado mes de marzo y solicita la salida escalonada de la MONUSCO.

La Misión ha acordado una reducción de dos mil efectivos en este año, pero destaca que la situación de inseguridad que vive el Este no permite una reducción mayor y menos su salida. En estos momentos MONUSCO y el Gobierno congoleño mantienen un “dialogo estratégico”, para estudiar si es posible reducir o transformar la Misión.

En el plano africano, Sudáfrica ha apostado con fuerza por la estabilización de la RDC. Su ex Presidente Thabo Mbeki intervino como mediador en varias ocasiones. Sudáfrica participa en la Brigada de intervención de la MONUSCO y está apoyando bilateralmente la formación de las nuevas fuerzas de seguridad. En esta tarea también participa Angola.

Hoy en día el Acuerdo de Addis Abeba de 24 de febrero de 2013 se ha convertido en el punto de referencia de las relaciones exteriores de la RDC, pues el mismo no sólo intenta crear un camino para la paz en la región de los Grandes Lagos sino que tiene importantes disposiciones para incrementar el diálogo y la cooperación económica entre todos los países firmantes.

En el plano financiero, el FMI y el Banco Mundial apoyan activamente la reconstrucción congoleña, con el concurso de los principales donantes bilaterales y de la UE. (Participación en los distintos FED).

Cabe destacar la fuerte irrupción de China en el panorama congoleño, con la firma de un protocolo por valor de 9.000 M USD para la construcción de infraestructuras, en especial carreteras, pero que está encontrando muchas dificultades para su ejecución

Por su importancia, cabe señalar varios hechos recientes en las relaciones bilaterales de la RDC con tres países clave: Ruanda, Angola y Bélgica.

Ruanda: el acercamiento diplomático entre Kigali y Kinshasa, operado al más alto nivel desde febrero de 2009, permitió mejorar la situación en el Este de la RDC. Pese a la persistencia de recelos en ambas capitales, el entendimiento entre los Presidentes Kabila y Kagame ha permitido desactivar parte de las controversias bilaterales. Ruanda y la RDC cuentan con Embajadores acreditados en Kinshasa y Kigali, respectivamente. Las acusaciones de que Ruanda ha apoyado al M23 en su rebelión no han impedido que Kinshasa y Kigali mantuvieran un diálogo político para resolver la crisis.

Las relaciones con Ruanda pasan por una prueba como consecuencia del fracaso del plan de desmovilización del FDLR y las dificultades que está encontrando la realización de una operación militar contra el grupo hutu.

Angola: el diferendo territorial entre la RDC y Angola respecto de la explotación de la plataforma continental es un punto sensible en las relaciones entre los dos países. Durante 2010 se recrudeció la controversia limítrofe por las enormes repercusiones económicas que plantea en materia de hidrocarburos, a lo que se añadió un conflicto de expulsiones recíprocas de congoleños residentes en Angola y viceversa, sin embargo en el 2.014 las relaciones han mejorado notablemente y Angola ha apoyado y participado en los planes para estabilizar y pacificar la RDC, aunque no ha accedido al envío de tropas al Este del país.

• Bélgica: Aunque permanecen las controversias en la relación bilateral, a menudo suscitadas como una manera de hacer política interna, puede afirmarse que las relaciones belgo/congoleñas siguen siendo sólidas. La diáspora congoleña en Bélgica constituye un factor importante de interés compartido por los dos países. Bélgica ha prestado un apoyo decidido a la RDC en el conflicto en el Este y ha realizado un gran esfuerzo en el apartado de la cooperación y ayuda financiera.

Hay que destacar que la implicación de los países vecinos en la pacificación de la RDC es total y que ha estado en la agenda de todas las cumbres tanto del la SADC como de la CIRGL, donde se han llegado a tomar medidas tan concretas como la del ultimátum al FDLR, lo que demuestra la implicación general con el problema congoleño.

Esta preocupación, no ha hecho sino aumentar al coincidir con el conflicto en la República Centroafricana, observado con gran preocupación por el Gobierno de la RDC que ha decidido el envío de sus propias tropas a las distintas misiones allí establecidas (MISCA y MINUSCA). El más grave problema es el de la libertad de movimientos de grupos armados en la zona fronteriza (Así, por ejemplo, el Ejercito del Señor, o el ADF, por ejemplo, cruzan las fronteras entre ambos países sin control alguno.

3. RELACIONES BILATERALES

3.1. Relaciones diplomáticas

Las relaciones entre España y la RDC han sido tradicionalmente buenas pero escasas. Esta situación está cambiando en los últimos años, en consonancia con la importancia potencial del Congo para el futuro del subcontinente y la atención renovada que nuestro país presta al mismo. Las buenas relaciones con el Gobierno se expresan en su apoyo a temas de nuestro interés, especialmente, en la reforma del Consejo de Seguridad y, también, en candidaturas, así como en lo relativo a la cooperación al desarrollo.

3.2. Relaciones económicas

El 9 de noviembre de 2011 se firmaron sendos acuerdos bilaterales de renegociación (paso previo para posterior condonación) de deuda con ICO y CESCE, consecuencia del acuerdo alcanzado en febrero de 2010 en el Club de París. El stock de deuda refinanciada asciende a $14,72 millones, de los que $ 7,57 millones corresponden a créditos FAD del ICO y $7,15 a CESCE.

A finales del 2.014 se iniciaron los trámites para la transformación de esta deuda en proyectos de cooperación. La presencia de empresas españolas en RDC ha ido aumentando como consecuencia de la expansión de las exportaciones españolas y de la búsqueda de nuevas oportunidades. Con la excepción de Elecnor, el resto de empresas españolas en RDC son aún pequeñas o medianas, pero se están situando muy bien al participar en concursos internacionales y en algunos casos meramente nacionales (Dotación del aeropuerto de Kisangani o fabricación de moneda para el Banco Nacional de la RDC). Es preciso señalar que el montante de los contratos conseguidos en concursos en la RDC se aproximaba en el año 2014 a los doscientos millones de euros, destacando los contratos obtenidos por ELECNOR y por AEE, ambos en el sector de la renovación de infraestructuras eléctricas.

Con respecto a las importaciones y exportaciones, los datos actuales indican un claro aumento en las exportaciones que han pasado de 20 millones de euros en los años 2011 y 12 a 32 en el 2013 y a 34 millones en el 2.014. En los tres primeros meses del 2015 se exportaron 13 Millones de euros., un notable aumento respecto a las cifras anteriores.

No sucede lo mismo con las importaciones que son más irregulares, ya que dependen de las compras de crudo, así mientras que en el 2013 alcanzaron la cantidad de 118 millones, en el 2.014 bajaron a 78 millones de euros. En los tres primeros meses del 2015 bajaron de nuevo a 12 millones.

Los principales productos importados son combustibles, aceites minerales y de cobre; el resto de las importaciones españolas de RDC se mantienen en productos como la madera, el cacao, las semillas oleaginosas, etc.

Nuestras exportaciones han sufrido cierta modificación no sólo en cuantía sino en su contenido. En efecto, de exportar combustibles y lubricantes estamos exportando manufacturas del hierro y del acero como primera partida y preparaciones alimenticias diversas en segundo lugar. Solo en tercer lugar se exportan combustibles. Aparatos y material eléctrico ocupan el cuarto lugar seguido por perfumería, conservas de carne o pescado, productos cerámicos, etc.

No constan cifras ni informaciones de interés en lo relativo al comercio de servicios. El turismo con otros países de la región tanto desde el punto de vista de origen como de destino no es significativo al tratarse de una actividad de carácter marginal.

3.3. Cooperación

La RDC ocupa la última plaza del Índice de Desarrollo Humano, Estado frágil, con elevados indicadores de pobreza que afectan a todo el país y una situación de guerra en buena parte de las provincias del Este. La Cooperación Española, presente desde inicios de la década de 2000 y con Oficina Técnica de Cooperación abierta en 2010, inicia en 2012 un proceso de salida debido a la redefinición de la presencia exterior de la Cooperación Española, y se cancela en abril de 2013, consecuencia del nuevo Plan Director de Cooperación, en el que la RDC pierde su condición de país prioritario.

Hasta 2012 el volumen de AOD con RDC situaba a España entre los 10 primeros donantes, situación que se pierde con la eliminación total de nuestra AOD. No obstante, España sigue manteniendo una presencia importante en el ámbito humanitario, sector al que la AECID destina cerca de 5 millones de euros (4.940.110) a través de la contribución al Fondo Común Humanitario, a las acciones de coordinación humanitarias realizadas por OCHA y a diversos proyectos de atención a victimas de los conflictos armados y epidemias ejecutados por UNICEF, Médicos sin Fronteras y Caritas.

La Cooperación descentralizada, si bien no se dispone de las cifras de 2012, se puede decir que ha seguido una evolución parcialmente similar a la de AECID reduciendo el volumen de recursos financieros. Mantienen cierta presencia la Comunidad Autónoma de Andalucía (educación) y de País Vasco y Navarra (salud y educación).

No sucede lo mismo en el campo de la Cooperación Cultural donde a lo largo del año 2014 y pese a contar con reducido presupuesto se han podido realizar un total de cuarenta actividades culturales, entre las que destacan las dedicadas a la Premio Principe de Asturias de la Concordia, Caddy Adzuba, a la fotógrafa Isabel Muñoz, las Jornadas sobre Música o teatro español y un largo etcétera. En los seis primeros meses del 2015 se ha mantenido esta línea celebrando un total de 28 actividades.

3.4. Relación de visitas en ambos sentidos

Del 30 de noviembre al 1 de diciembre de 2006 visito la RDC el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, General Félix Sanz Roldán, quien se entrevistó con su homólogo congoleño, General Kisempia; así como con el Representante del SG de NNUU en RDC, William Swing, con el Force Commander de MONUSCO, General Babacar Gaye, y con el Jefe Militar de EUFOR. El General Sanz pasó revista a las tropas españolas destacadas en EUFOR.

A finales de enero de 2008 tuvo lugar una visita de tres días del Ministro Moratinos, quien mantuvo encuentros con el Presidente Kabila, con el Primer Ministro Gizenga, con el Ministro de Asuntos Exteriores, Antipas Mbusa, con el Presidente de la Asamblea Nacional, Vital Kamerhe y con el Representante del SG de NNUU en RDC, Alan Doss.

A finales de noviembre de 2008, visitaron de forma sucesiva la RDC la Secretaria de Estado de Cooperación e Iberoamérica, Trinidad Jiménez, (Goma) y el Secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Ángel Lossada, (Kinshasa) con el objetivo de transmitir a estas autoridades el apoyo del gobierno español en relación con la situación en el Este del país.

La SECI mantuvo reuniones con el Vicegobernador del Kivu Norte, OCHA, el CICR, los representantes de las principales agencias de NN.UU. y la Jefa de la Oficina de la MONUC en Goma. Visitó asimismo el campo de desplazados de Kibati I y mantuvo un encuentro con la colonia residente en la zona. Con motivo de su visita, la SECI anunció nuevas contribuciones al PMA (2 millones euros), a la UNHAS (1 millón), al Pooled Fund gestionado por UNOCHA (2 millones adicionales) y a la CERF (10 millones adicionales).

El SEAEX mantuvo encuentros con el Ministro de Asuntos Exteriores, el Presidente de la Asamblea Nacional, el Director del Programa Amani, la adjunta del RESGNU, el Force Commander de la MONUC y el jefe adjunto de EUSEC. Las autoridades congoleñas acogieron muy positivamente y agradecieron la visita y el apoyo de España a su país.

Del 7 al 9 de marzo del 2011 realizó una visita de trabajo a la RDC la Directora General para África, Carmen de la Peña. Mantuvo entrevistas con el MAE y los principales líderes políticos del país. Realizó asimismo un desplazamiento a Goma.

Finalmente, el Ministro Miguel Ángel Moratinos visitó en dos nuevas ocasiones la RDC en mayo y junio de 2011 con motivo de su candidatura a la Dirección General de la FAO.

A lo largo del primer semestre del 2.015 han tenido lugar visitas a España del Ministro de Medio Ambiente, del de Turismo y de una delegación del Ministerio de Relaciones Exteriores, con el Director General de Europa a la cabeza.

3.5. Relación de declaraciones, tratados y acuerdos firmados

Convenio sobre transporte aéreo Firma: 14 de junio de 1969 En vigor: 15 de noviembre de 1974 B.O.E.: 10 de febrero de 1975
Canje de notas para evitar la doble imposición a las compañías aéreas designadas en el Convenio de transporte aéreo de 14 de junio de 1969 Firma: 14 de junio de 1969 En vigor: 15 de noviembre de 1974
Canje de notas modificando el cuadro de rutas aéreas Firma: 15 de febrero y 2 de marzo de 1973 En vigor: 2 de marzo de 1973
Acuerdo de cooperación económica e industrial (*) Firma: 21 de noviembre de 1983 Aplicación provisional: 21 de noviembre de 1983 B.O.E.: 14 de mayo de 1984 (*) Decisión del Consejo CEE de 15 de noviembre de 2001 autorizando la tácita reconducción hasta el 30 de abril de 2005
Convenio marco de cooperación Firma: 28 de enero de 2008 En vigor: 18 de febrero de 2009 B.O.E.: 9 de noviembre de 2009
Acuerdo Bilateral entre el Gobierno de la RDC y la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE), actuando en su nombre y por cuenta del Estado español, de Consolidación de la Deuda de la RDC (9-11-2011), redactado conforme a los términos del Acuerdo Multilateral firmado en París con fecha 25 de febrero de 2010 en el marco del Club de París. Está pendiente de ratificar el Convenio sobre Cooperación en Materia de Lucha contra la Criminalidad.

3.6. Datos de la Representación

Embajador, D. Francisco Javier Hergueta Garnica.

Segunda Jefatura: Dª. Antonia Sastre Serra.
Canciller: D. José Manuel Molina García.

Embajada de España

Boulevard Colonel Tshatshi 37. Gombe
B.P. 8036, KINSHASA I
Números de teléfono de la Cancillería: + 243 (0) 81 88 43 195/813300061/817008770.
Número de teléfono de emergencia consular: +243 (0) 81.950.02.89

OFICINA ECONÓMICA Y COMERCIAL (con sede en Luanda)

Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Luanda (Angola)
Rua Jaime Cortesão nº 16, Maianga, Luanda
Número de teléfono: + 244 222 350 121 / 222 351938/ 222350227
Fax: + 244 222 350 142
Dirección de correo electrónico: [email protected]

AGREGADURÍA DE INTERIOR (con sede en Yaundé)

BLB L’URSS Bastos. BP 877. Yaundé
Número de teléfono: +237 222 03 543
Fax: +237 222 10 82

Sugerencias y comentarios

Si consideras que hay algún error en el texto o deseas aportar información para mejorarlo puedes enviarnos un comentario a través del siguiente formulario. Agradecemos tu colaboración.